Reconcilia a mi familia

Gracias por extender la Misión de Amor:

Alma mía, que sufrimiento cuando veo que mis padres se separan y llegan al divorcio, los dos pies de mi vida caminan en conflicto. La paz y seguridad que ellos significaba en mi vida se tambalea y rompe. Al verlos me pregunto si soy yo causa de sus desavenencias y discusiones, si lo que me procuran de bienestar en las limitaciones es causa de sus peleas. Me pregunto ¿donde esta el Señor?

Me miro contemplándolos en sus peleas y ruego al Señor que los auxilie y los haga reconocer que son capaces de resolver el problema, sin embargo, continúan. Hoy habito en un mundo de  muchas relaciones con mi entorno, con la naturaleza, con mis hermanos, con Dios… Un tejido de amor donde algunos tejidos de la red están rotos, otros torcidos… Señor te pido la gracia de la aceptación y del perdón.

Limpio mi rostro de las marcas de la onda tristeza y lo cubro con imágenes de alegría, sonrisas y bondad, buscando que el mundo me acepte a pesar del divorcio de mi familia. Se empeñan tanto en centrarse en que sólo es culpa y responsabilidad de ellos que olvidan que sufro su egoísmo y enfrento su falta de amor entre ellos. Ellos me miran de otra forma, ahora soy su amigo si los apoyo y su enemigo si los contradigo. Siento que quieren comprar mi alianza con mimos, regalos y permisos. Soy parte del conflicto y parezco botín de la separación. Alma mía sólo me quedas tu para refugiarme y en mi conciencia quiero encontrar el amor del Señor que nunca me abandona.

Alma mía quiero justificar a mis padres y al mundo con la mente, pero mi corazón no escucha razones. Centro mi conciencia en los placeres del cuerpo y la imagen de la vanidad,  pues no quiero mirar las llagas que tengo al cargar esta cruz que no quiero cargar, que no se como abrazar. Yo también viví el divorcio y aunque las leyes hablen de justicia, el dolor se parece al aborto de una vida, de mi vida en familia. El único lugar de amor limpio y sin condiciones es el que el Señor me brinda, sin embargo quiero que el Señor me diga ¿para que permitió este divorcio? ¿Esperaba mi fortaleza? y sabe que soy débil para luchar contra la voluntad de mis padres.

Alma mía desde la paz que entrega el Señor, su compasión, misericordia y perdón quiero volver a mirar la plenitud del amor en mi corazón. Quiero creer en el amor sanador del matrimonio, en la intervención del Señor en este Sacramento. Ahora me toca a mí traerte al sacramento del matrimonio de mis padres y rogarte que me ayudes a negarme a mi mismo, abrazar la cruz y seguirte luchando por salvar a mi prójimo, porque este mal se extiende por el mundo y el mundo parece ignorarlo justificando el egoísmo que lo sostiene y lo hace crecer.

Alma mía dile al Señor cada día “Padre Nuestro pongo mi temor en tu amor, mi dolor en tu misericordia, mi deformación en tu presencia. Mi cruz en tus hombros. ¡Jesús hijo de David, si Tú quieres sáname! Tengo  la lepra de la separación, muéstrame donde está la bendición de tu presencia y danos tu salvación. Tengo fe pero avívala y guíame a reconciliar desde mi corazón a mis padres a quienes me concibieron por tu gracia. No permitas que sacerdotes, letrados y jefes del pueblo acaben con tu presencia en mi corazón. Quiero estar pendiente de tus palabras. Hoy quiero amar y perdonar, ayudar con la conciencia de tu Espíritu Santo a salvar a los prójimos que más amo y a quienes más amaré en el camino, la verdad y la vida que Tú me entregas para encontrarme contigo en el Amor pleno. Te lo pido en nombre de Jesucristo tu Hijo, que vive y reina en la unidad del Espíritu Santo y eres un solo Dios, un sólo Señor, mi amor pleno por siempre. Amén

La Palabra de Dios

Lucas 19:45-48

Después entró en el templo y se puso a echar a los mercaderes diciéndoles: “Está escrito que mi casa es casa de oración y vosotros la habéis convertido en cueva de asaltantes”. A diario enseñaba en el templo. Los sumos sacerdotes, los letrados y los jefes del pueblo intentaban acabar con él; pero no encontraban cómo hacerlo, porque el pueblo en masa estaba pendiente de sus palabras.

(RDP)

Autor entrada: misiondeamor

Laico promotor y terapéita de Mision de Amor. Investigador de desarrollo de la espiritualidad en el conflicto. Lic. en Comunicación y postgrado en Psicoterapia de Pareja.

Deja un comentario