Devocionario con Cantoral, Novenario y Rosarios, por los difuntos
¡OFERTA! de $ 80 a MX$ 67
Añadir al carrito

Devocionario con el modo de rezar Rosario y Novenario para Difuntos
¡OFERTA! de $45 a MX$ 35
Añadir al carrito

Ritual completo por tus difuntos con el modo de rezar
¡OFERTA! de $110 a MX$ 88
Añadir al carrito

Rosario, miércoles y domingo, para la reconciliación de la pareja

La oración es un diálogo donde confiamos nuestro ser y parecer. La oración al Padre Nuestro es un compartir y confiarle las experiencias que encontramos cada día en todo momento. El Padre bueno sabe apreciar que sus hijos lo llamen y se acerquen platicándole de cualquier cosa, aunque ya esté enterado. El Padre bueno espera este momento de confidencia para escuchar y también para responder. Sin dudar Dios tiene muchas formas inimaginables de responder y guiar con su Espíritu Santo a nuestro espíritu para resolver la adversidad y el conflicto. Así que al orar esperemos la respuesta del Padre Nuestro y si invocamos a la Santísima Virgen, también esperemos la respuesta a nuestros ruegos y peticiones.

Miércoles y domingo, los Misterios Gloriosos

Mensaje de La Virgen María de Guadalupe, un sábado de 1531 a principios de diciembre

“Ten entendido hijo mío, el más pequeño, que no es tan importante lo que te asusta y aflige. No se entristezca tu corazón ni te llenes de angustia. ¿Acaso no estoy yo aquí, que soy tu Madre? ¿Acaso no soy tu ayuda y protección? “

Se comienza persignándose con la Señal de la Cruz.

Guía: Por la Señal de la Santa Cruz, líbranos Señor Nuestro.

Todos: En el Nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Ofrecimiento

¡Oh Dios mío! Yo creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por quienes no creen, no adoran, no esperan, no perdonan y no te aman.

¡Oh santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo! Te adoro profundamente y te ofrezco el preciosismo cuerpo, sangre, alma y divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los sagrarios del mundo, en reparación de los ultrajes con que El es ofendido; y por los méritos infinitos de su Santísimo Corazón e intercesión del Inmaculado Corazón de María, te pido la conversión de nosotros pecadores para que reine el amor del Espíritu de Dios en nuestros corazones.

Oración preparatoria

Oh santísima Virgen María, Reina del Rosario, de la Paz y Madre de misericordia, que te dignas manifestar la ternura de vuestro Inmaculado Corazón trayéndonos mensajes de salvación y de paz. Confiados en vuestra misericordia maternal y agradecidos a las bondades de tu amantísimo Corazón, venimos a tus plantas para rendirte el tributo de nuestra veneración y amor. Concédenos las gracias que necesitamos para cumplir fielmente tu mensaje de amor, compasión y reconciliación que te pedimos en esta Rosario. Ruega al Señor para que nos conceda esta petición especial_________, si ha de ser para mayor gloria de Dios, honra vuestra y provecho de nuestras almas. Así sea.

Oración breve

Oh Jesús, enseñanos lo que significa: ‘MISERICORDIA (COMPASIÓN) QUIERO Y NO SACRIFICIO,’ para no condenar a los inocentes.

Queremos orar, perdonar lo que tenemos contra alguien, para que también, Padre Nuestro que está en los cielos, nos perdones nuestras desobediencias a tu voluntad.

Ayúdanos a examinar nuestro corazón con humildad y reconocer las heridas y las amarguras ocultas para perdonarlas y entregarlas a tu bendición y justicia.

Permite que tu Espíritu Santo penetre en nuestro espíritu y remueve todo rastro de enojo, tristeza, abandono, rencor, temor y resentimiento.

Derrama tu Amor, Paz, Alegría y Misericordia en nuestros corazones, llenando el vacío de nuestra propia complacencia, vanidad, soberbia, ira, ambición y egoísmo.

Queremos ir a Ti, porque estamos cansados y cargados, y Tú nos harás descansar. Ayúdanos a tomar tu yugo sobre nosotros y aprender de Ti, que eres manso y humilde de corazón, para hallar el descanso para nuestras almas. Porque Tu yugo es fácil y Tu carga ligera animados con tu Espíritu Santo.

Amén

Primer Misterio:

La triunfante Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo (Mt 28, 1-8)

“Pasado el día de reposo, al amanecer del primer día de la semana, María Magdalena y la otra María vinieron a ver el sepulcro. Y se produjo un gran terremoto, porque un ángel del Señor descendiendo del cielo, y acercándose, removió la piedra y se sentó sobre ella. Su aspecto era como un relámpago, y su vestidura blanca como la nieve; y de miedo a él los guardias temblaron y se quedaron como muertos.

Hablando el ángel, dijo a las mujeres: “Ustedes, no teman; porque yo sé que buscan a Jesús, el que fue crucificado. No está aquí, porque ha resucitado, tal como El dijo. Vengan, vean el lugar donde estaba puesto. Vayan pronto, y digan a Sus discípulos que El ha resucitado de entre los muertos; y El va delante de ustedes a Galilea; allí Lo verán. Miren, se los he dicho”.

Y ellas, alejándose a toda prisa del sepulcro con temor y gran gozo, corrieron a dar las noticias a los discípulos.

Ofrecemos este primer misterio, por aquellas familias que se miran sepultadas por las penas, los señalamientos, las ambiciones, la vanidad, la ira, la ambición, el egoísmo, la infidelidad, los maltratos y temores. para que descubran que nunca han perdido el Amor en sus corazones pues el Amor es la vida que viene del Espíritu Santo. El Amor es el Espíritu que alienta si alma en esta tierra.

Señor queremos resucitar contigo, queremos que tu Espíritu de Amor mueva las piedras, maleza, tizne, orgullo, temor, adicción y cualquier clase de obstáculo que nos esclavice en el sepulcro que hemos habitado y nos ha separado de extender tu Amor inmortal, eterno y presente.

Medita 5 minutos sobre: “ha resucitado, tal como El dijo” y sobre todas las bendiciones que el Señor nos entrega en este día.

Queremos tomarnos de la mano de Cristo.

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Segundo Misterio:

La Ascensión de Jesús al cielo (Hch 1, 6-11)

“Entonces los que estaban reunidos, Le preguntaban: “Señor, ¿restaurarás en este tiempo el reino a Israel?”Jesús les contestó: “No les corresponde a ustedes saber los tiempos ni las épocas que el Padre ha fijado con Su propia autoridad; pero recibirán poder cuando el Espíritu Santo venga sobre ustedes; y serán Mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.”

Después de haber dicho estas cosas, fue elevado mientras ellos miraban, y una nube Lo recibió y Lo ocultó de sus ojos. Mientras Jesús ascendía, estando ellos mirando fijamente al cielo, se les presentaron dos hombres en vestiduras blancas, que les dijeron: “Varones Galileos, ¿por qué están mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de ustedes al cielo, vendrá de la misma manera, tal como Lo han visto ir al cielo.””

Ofrecemos este segundo misterio, por aquellas familias que padecen carencias, enfermedad, falta de trabajo, han sido despojados del techo, sufren por la injusticia y la opresión. Para que el Señor les conceda la fortaleza y sabiduría de su Espíritu Santo para vencer en el amor, la paz y el perdón. Para que en la adversidad o enfrentando al adversario su espíritu se renueve en la fuente del Padre Nuestro, en el camino de Jesucristo con su Espíritu Santo.

Señor, queremos ser uno en tu Amor y contemplar la plenitud del cielo que nos mira y mirarnos en el cielo de la misericordia del Señor y mirar en nuestro corazón al Señor que está en los cielos, porque estamos en su corazón, en su Amor estamos y su Amor está en nosotros.

Meditemos 5 minutos sobre: “ recibirán poder cuando el Espíritu Santo venga sobre ustedes; y serán Mis testigos” y sobre todos los pensamientos, palabras y obras, que realizamos, durante el día, contrariando la voluntad del Amor… la voluntad de Dios.

Enséñanos a entregar el regalo del Sacrificio por Amor a nuestra familia.

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Tercer Misterio:

La venida del Espíritu Santo sobre la Virgen María y los Apóstoles (Hch 2, 1-13)

“”Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en el mismo lugar. .De repente vino del cielo un ruido, como el de una violenta ráfaga de viento, que llenó toda la casa donde estaban, .y aparecieron unas lenguas como de fuego que se repartieron y fueron posándose sobre cada uno de ellos.

Todos quedaron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les concedía que se expresaran. Estaban de paso en Jerusalén judíos piadosos, llegados de todas las naciones que hay bajo el cielo. Y entre el gentío que acudió al oír aquel ruido, cada uno los oía hablar en su propia lengua. Todos quedaron muy desconcertados y se decían, llenos de estupor y admiración: «Pero éstos ¿no son todos galileos? ¡Y miren cómo hablan! Cada uno de nosotros les oímos en nuestra propia lengua nativa. Entre nosotros hay partos, medos y elamitas, habitantes de Mesopotamia, Judea, Capadocia, del Ponto y Asia, de Frigia, Panfilia, Egipto y de la parte de Libia que limita con Cirene. Hay forasteros que vienen de Roma, unos judíos y otros extranjeros, que aceptaron sus creencias, cretenses y árabes. Y todos les oímos hablar en nuestras propias lenguas las maravillas de Dios.»

Todos estaban asombrados y perplejos, y se preguntaban unos a otros qué querría significar todo aquello.» Pero algunos se reían y decían: «¡Están borrachos!»”

Ofrecemos este tercer misterio por aquellas personas que separan y condenan a otros por no entender o no sentir a su parecer, para que el Señor les reúna en el lenguaje de su Amor que tiene misericordia, antes de juzgar y va al encuentro para salvar, bendecir, sanar y levantar a quienes están paralizados.

Señor, enseñanos el lenguaje del Amor pues nuestra mente, nuestras emociones, nuestro cuerpo, nuestra imaginación y el decir de tantas personas nos confunde y dejamos de compartir y confiar nuestro corazón a nuestra pareja. Que nuestro corazón exprese y escuche el Amor que nos confías en nuestra alma.

Meditemos 5 minutos sobre: “¡Y miren cómo hablan! Cada uno de nosotros les oímos en nuestra propia lengua nativa. ” y sobre qué necesidades tiene nuestra pareja.

Queremos ser tus misioneros de Amor.

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Cuarto Misterio:

La asunción de la Virgen María en cuerpo y alma al cielo (Ap 12, 1)

“Una gran señal apareció en el cielo: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza.”

Ofrecemos este cuarto misterio por aquellas personas que son tentadas, debilitadas y arrastradas por el adversario, para que la presencia del Dulce Corazón de María, reina de los ángeles, ordene a San Miguel Arcángel que arroje al infierno a Satanás y a todas aquellas espíritus malignos que vagan por el mundo buscando la perdición de las almas .

Señor que siempre reconozcamos tu voz, la presencia del dulce corazón de María y la protección de San Miguel Arcángel para que no seamos adversos ni adversarios de tu voluntad, que te amemos sobre todas las cosas y amemos a nuestra pareja como a nosotros mismos.

Meditemos 5 minutos sobre :”Una gran señal apareció en el cielo“ y sobre tu necesidades personales.

Somos instrumentos de tu paz.

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Quinto Misterio:

La Coronación de la Santísima Virgen María como Reina del Cielo (Lc 1, 46-50)

“Entonces María dijo: “Mi alma engrandece al Señor, Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador. Porque ha mirado la humilde condición de esta su sierva; Pues desde ahora en adelante todas las generaciones me tendrán por bienaventurada.

Porque grandes cosas me ha hecho el Poderoso; y santo es Su nombre Y DE GENERACIÓN EN GENERACIÓN ES SU MISERICORDIA PARA LOS QUE LE TEMEN”

Te ofrecemos este quinto misterio por aquellas parejas y familias que se han separado durante años porque han cometido errores, para que reconozcan que el Amor es su origen, camino y destino, vuelvan a reunirse a transformar con el perdón los efectos del pasado y así darle en el presente, con la presencia del Señor rumbo y sentido a la fuente de vida que fluye en su vida.

Señor queremos transformar los efectos del pasado, aprender de nuestros errores, bendecir su enseñanza y volver a levantarnos de nuestras caídas. Sólo el presente existe y muchas veces lo ocultamos con rencores y resentimientos del pasado o temores del futuro. Lo que en verdad estamos haciendo es ocupar el tiempo presente, donde realmente está nuestra existencia, donde encontramos la verdad, el camino y la vida, es decir el presente eterno donde encontramos a Dios. Es en el presente donde realmente podemos darle rumbo y sentido a nuestra vida.

Sólo puedes vivir un día a la vez. Tu decides vivir el presente guiada por nuestro Señor. Ocupar tu vida en memorizar tu pasado que te guía por rencores y resentimientos o pasar tu día imaginando el futuro que te guía por los temores.

Meditemos 5 minutos sobre “ DE GENERACIÓN EN GENERACIÓN ES SU MISERICORDIA PARA LOS QUE LE TEMEN” y para pedir por el descanso eterno de las ánimas del purgatorio para que luzca en ellos la luz perpetua y descansen en Paz.

Guía:  Señor queremos encarnar tu Amor 

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Al concluir los 5 misterios

Se rezan tres Ave María especiales

Guía: Te pedimos Santísima Virgen, Hija, Madre y Esposa, ruega por nosotros para que perseveremos en las virtudes de la fe, esperanza y caridad:

Guía: Dios te salve María Santísima, Hija de Dios Padre, virgen Purísima, en tus manos encomendamos nuestra fe para que la ilumines, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús….

Todos: Santa María, Madre de Dios…

Guía: Dios te salve María Santísima, Madre de Dios Hijos, virgen Purísima, en tus manos Encomendamos nuestra esperanza para que la alientes, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús….

Todos: Santa María, Madre de Dios…

Guía: Dios te salve María Santísima, Esposa de Dios Espíritu Santo, virgen Purísima, en tus Manos encomendamos nuestra caridad para que la inflames, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús….

Guía: Dios te salve María Santísima templo y sagrario de la Santísima Trinidad, Virgen concebida sin la culpa del pecado Original. Amén. Dios te Salve…

Todos: Reina y Madre, de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve a ti llamamos los desterrados hijos de Eva, a ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas, ¡Ea! Pues, Señora abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre, ¡Oh Clemente! ¡Oh Piadosa! ¡Oh dulce Virgen María! Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestros Señor Jesucristo. Amen.

Letanías *

* Que significan súplica o ruego, ruegos públicos.

Se inician con un acto de reconocimiento a Dios, por quien vivimos, nos movemos y existimos (Hch 17, 28). Confesando nuestra dependencia absoluta a Dios. Las siguientes proclaman la presencia de Dios (Jn 4,16).

Guía: Señor, ten piedad de nosotros
Todos: Señor, ten piedad de nosotros
Guía: Cristo, ten piedad de nosotros
Todos: Cristo, ten piedad de nosotros
Guía: Señor , ten piedad de nosotros
Todos: Señor , ten piedad de nosotros
Guía: Cristo, óyenos
Todos: Cristo, óyenos
Guía: Cristo, escúchanos
Todos: Cristo, escúchanos
Guía: Padre celestial, que eres Dios
Todos: Ten piedad de nosotros
Guía: Hijo, Redentor del mundo, que eres Dios
Todos: Ten piedad de nosotros
Guía: Espíritu Santo, que eres Dios
Todos: Ten piedad de nosotros
Guía: Santísima Trinidad, que eres un solo Dios
Todos: Ten piedad de nosotros

Las letanías a la Virgen, con las que se exaltan todas sus virtudes, sus atribuciones y los nombres que se le dan en distintos lugares.

(A cada una de las siguientes letanías responderemos: Ruega por nosotros )

Guía:
Santa María…
Santa Madre de Dios
Santa Virgen de las Vírgenes
Madre de Jesucristo
Madre de la divina gracia
Madre Purísima
Madre castísima
Madre intacta
Madre sin mancha
Madre amable
Madre del buen consejo
Madre del Creador
Madre del Salvador
Madre de la Iglesia
Virgen prudentísima
Virgen venerable
Virgen digna de alabanza
Virgen poderosa
Virgen misericordiosa
Virgen fiel
Espejo de justicia
Trono de Sabiduría
Causa de nuestra alegría
Vaso espiritual
Vaso honorable
Vaso insigne de devoción
Rosa Mística
Torre de David
Torre de Marfil
Casa de Oro
Arca de la alianza
Puerta del cielo
Estrella de la mañana
Salud de los enfermos
Refugio de los pecadores
Consuelo de los afligidos
Auxilio de los cristianos
Reina de los Ángeles
Reina de los Patriarcas
Reina de los Profetas
Reina de los Mártires
Reina de los Confesores
Reina de las Vírgenes
Reina de todos los santos
Reina concebida sin pecado original
Reina llevada al cielo
Reina del Santísimo Rosario
Reina de la paz.
Todos:
Ruega por nosotros

Se termina haciendo una oración a Dios Padre, por su Hijo Jesucristo.

Guía: Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo.
Todos: Óyenos Señor.
Guía: Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo.
Todos: Perdónanos Señor.
Guía: Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo.
Todos: Ten piedad y misericordia de nosotros.

Guía: Bajo tu amparo nos acogemos,…
Todos: Santa Madre de Dios. No desprecies las súplicas que te dirigimos ante nuestras necesidades: antes bien, líbranos de todos los peligros, ¡Virgen gloriosa y bendita!. Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.
Guía: Oh Dios, cuyo Unigénito Hijo, con su vida, muerte y resurrección, nos alcanzó el premio de la vida eterna: concédenos a quienes recordamos estos misterios del Santo Rosario, imitar lo que contienen y alcanzar lo que prometen. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor.
Todos: Amén.
Guía: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Oración para la reconciliación de pareja

Padre Nuestro ante ti somos quienes somos, pues has sido fiel a nosotros en lo prospero y en lo adverso, en la salud y la enfermedad, y nos has amado y respetado. Conoces nuestro pensamiento y sentimientos anidados hasta en lo más profundo de nuestro corazón. Nos amas hasta el extremo de dar la vida por nosotros.

Padre Nuestro creador del cielo y la tierra, de lo visible y lo invisible Todo lo sabes y todo es tuyo y sin embargo esperas pacientemente y con misericordia que te abramos la puerta para ayudarnos a poner en orden nuestra conciencia y retomar el rumbo del amor.

Padre Nuestro en Cristo, quiero reconciliarme contigo antes que a nadie: Te pido me perdones por no ponerte en primer lugar, amándote sobre todas las cosas. Tú eres el amor, origen, camino y destino de nuestra vida. Perdóname por olvidar amar. Perdóname por juzgar el bien y el mal y condenar y condenarme en mis juicios y justificaciones. Y hacerme esclavo de mis propias razones, como si todo lo supiera, como si conociera lo visible y lo invisible. Como si mi nombre fuera santificado. Perdóname por preferir el mundo al paraíso de tu amor. Perdóname por no cerrar mi puerta aunque fueran 10 minutos al día, para dialogar contigo.

Padre Nuestro clamo a tu Espíritu Santo, dame tu perdón para mirarme con el amor que me creaste y perdonarme por aquellos juicios que profería, por aquello que maldecía, por aquello que dejé de bendecir, por esa palabra que oculte, por esa ternura que detuve, por esa piedad que escondí, por esa soberbia y vanidad con que cubría la luz de tu amor en mí y en mi prójimo. Perdóname pues quiero perdonarme y transformar mis debilidades, mis defectos, mis ofensas, mis juicios en una bendición. Bendecir a mi prójimo y bendecirme.

Padre Nuestro, Dios trino y uno, dame tu perdón para pedirle el perdón a mi prójimo, a mi pareja, pues también es tu amor mi prójimo. Ayúdame a perdonarle cualquier ofensa, de palabra, obra o de omisión. A quitar mis juicios, sentencias y castigos que le he impuesto y que me han esclavizado, nos han esclavizado y hemos perdido la libertad donde decidimos por el amor y así nos responsabilizamos de nuestros errores y aciertos. Ayúdame a descubrir el amor junto con mi pareja, para que reconciliados tú y nosotros limpiemos maleza, cochambre, tizne, resentimientos y rencores y caminemos en tu amor, hasta el fin de los tiempos.

En nombre de Jesucristo con tu Espíritu Santo te pido Padre Nuestro por esta reconciliación y ruego a Santa María Virgen, a los ángeles y a los Santos que intercedan por nosotros ante Dios nuestro Señor.

AMEN

Oración final

¡Oh Dios, cuyo Unigénito, con su vida, muerte y resurrección, nos mereció el premio de la salvación eterna! Te suplicamos nos concedas que, meditando los misterios del santísimo rosario de la bienaventurada Virgen María, aceptemos al Espíritu Santo como guía en nuestra pareja, de nuestros pensamientos, palabras y obras, para que encarnemos el Amor de nuestro Señor. Te lo pedimos en nombre de Jesucristo nuestro Señor.

Todos: Amén.

Guía: Por la Señal de la Santa Cruz, líbranos Señor Nuestro.

Todos: En el Nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Guía:Avemaría Purísima

Todos:  sin pecado concebida.

Guía:Vayamos a confiar el Amor que nos fue entregado, Amen.

Adquiere Rosario para la reconciliación de pareja,
para Cel., Tablet, PC o para imprimir y empastar
por  sólo MX$60 

Ten a la mano está publicación de Misión de Amor
con el modo de rezar el rosario, cada día de la semana.
Descubre la reconciliación unido a los misterios de la vida del Señor.
Pidiendo la intercesión de la Santísima Virgen,

La oración es un diálogo con Dios, con tu pareja y contigo.

50 meditaciones para creer y crear en el Amor,
perdonar y mirarse el uno en el otro y los dos en el Amor de Dios. 

Comprar en 

Deja un comentario