7 pasos para ayudar a una pareja en conflicto

Gracias por extender la Misión de Amor:

Gracias por confiarnos tu preocupación al ver una pareja que se ha peleado y miras que el conflicto pesa más que el Amor.

Desconozco cuál sea tu relación con la pareja, si papá, mamá, hij@, herman@, amig@,vecin@, etc. Dios quiera que tengas una posición significactiva para ayudar a la pareja.

Paso 1 descubre la paz

El primer paso es resolver tu preocupación. Pues preocupación es lo que estarías aportando al conflicto de la pareja. Por eso, comienza por descubrir la paz que el Señor te ha entregado en tu espíritu.

La oración con el Señor es un camino sólido para descubrir la paz que el Señor te comparte en tu espíritu.

Orar es dialogar con el Señor de cualquier cosa. Entrega al Señor tus preocupaciones, de preferencia en el momento del ofertorio de la Santa Misa o siéntate a platicar con Él. Está presente en el Sagrario, háblale con la confianza de que viene a tu encuentro y te comparte su Amor, la paz y la respuesta al conflicto. Pídele que te ayude a descubrir el milagro en este conflicto (un milagro es la expresión de Amor del Señor), el Señor dirá en tu corazón cual es su voluntad.

Todos los conflictos tienen una lección de vida, cuando se aprende y se supera, la pareja y la familia pasan al siguiente nivel de profundidad y altura en el Amor. El conflicto es normal. Es un reordenamiento de la conciencia y, muchas veces, miras la lucha de egos que obstruyen la sanación en el Amor, de aquellos eventos que han vivido uno de la pareja, el otro o ambos.

Paso 2 reconoce en tu conciencia que la pareja son buenos y tienen Amor

Cuando estés en Paz y has confiado lo que juzgas y sientes a la misericordia del Señor, entonces da el siguiente paso que es: “reconocer en tu conciencia que cada uno de la pareja son buenos y tienen el Amor”. Dios es Amor y en ellos está presente, aunque la pareja no lo distingan.. Pero es bueno reconocerles que cada uno es un Amor de Dios y que en el Amor está el camino, la verdad y la vida.

Paso 3 diles "Son un Amor"

Cuando tengas oportunidad de tener contacto con ellos. en lugar de juzgarlos y decirles "son orgullosos", diles "Son un Amor"

Eso es darles la buena noticia, reconocer que el Amor está en su espíritu, esperando que le abran la puerta. Que hagan a un lado la mente que juzga y los resentimientos que oscurecen la paz del gozo que buscan.

Paso 4 Perdona ayudando a levantar de esa parálisis

Confirmales que ellos son capaces de resolver este conflicto y encontrar la bendición. En ellos está el perdón que el Señor les ha dado. Perdón más grande que cualquier error que se haya cometido. Perdonar es encontrar esta lección que trae el conflicto y que habla de una necesidad que tiene que ser superada para pasar al siguiente nivel. Perdonar es bendecir el conflicto y crecer en el Amor. Perdonar es ayudar a levantar de esa parálisis que vive uno o el otro y volver a caminar apoyados en la paz, la paciencia, la amabilidad, el autocontrol, la fidelidad en el gozo del Amor. Es posible pues ellos son un Amor.

Paso 5 ten paciencia

Puedes tener toda la paciencia pues busca algo que existe, y el Amor existe y es lo que los alienta la vida. Su pequeña buena voluntad los ayudará a descubrirse en el Amor. Pues el Señor actuará en sus debilidades.

Paso 6 haz oración

Sigue haciendo oración sin ocultarte. Así como haces oración con el Señor, hablándole con el corazón en la mano y entregándole sus temores, rencores y resentimientos. Tu ejemplo puede guiarlos con el dialogo en oración a sanar sus conflictos, los que cada uno lleva en su historia y los que naturalmente aparecen en la relación de pareja.

Al dialogar con ellos y contigo mism@ haz oración, orar es dialogar:

I.- Primero reconoce con quien están hablando,

II.- después agradece, comparte  o pide,

III.- por último afirma que es posible lo pides en el dialogo.

Es importante reconocer que parte del conflicto es tuyo, de uno, del otro y distinguirla del conflicto de ambos en pareja y en familia. Toma la "oración de reconciliación de pareja" es una guía de Misión de Amor.

Paso 7 Bendice el conflicto pidiendo al Señor, una y otra vez: "Si tu quieres Sánalos"

Si puedes preparales un ambiente sencillo, de paz, recibiéndolos con Amor y como mensajeros de Amor. Tal vez una cena con frijolitos de olla y unas tortillas hechas a mano. Cuando se sienten a la mesa agradece y bendice los alimentos y diles: "Ustedes son un Amor". Y no toques el tema, pues sólo ellos y el Señor saben el camino para resolverlo. Habla de tejido, de flores, de clima. Deja de mirar el conflicto y la separación como una preocupación, confía en el milagro del Amor

Mientras pasa la cena o los días, dialoga con el Señor en tu corazón, pidiéndole que te permita descubrir el milagro, repitiendo una y otra vez: "Si tu quieres Sánalos".

Dios te bendice y viene a tu encuentro, acúnate en sus brazos y veras el milagro del Señor

Evangelio según San Mateo 3,13-17.

Entonces Jesús fue desde Galilea hasta el Jordán y se presentó a Juan para ser bautizado por él.

Juan se resistía, diciéndole: "Soy yo el que tiene necesidad de ser bautizado por ti, ¡y eres tú el que viene a mi encuentro!".

Pero Jesús le respondió: "Ahora déjame hacer esto, porque conviene que así cumplamos todo lo que es justo". Y Juan se lo permitió.

Apenas fue bautizado, Jesús salió del agua. En ese momento se abrieron los cielos, y vio al Espíritu de Dios descender como una paloma y dirigirse hacia él.

Y se oyó una voz del cielo que decía: "Este es mi Hijo muy querido, en quien tengo puesta toda mi predilección".

Autor entrada: Juan Manuel D'Acosta

Laico promotor y terapéita de Mision de Amor. Investigador de desarrollo de la espiritualidad en el conflicto. Lic. en Comunicación y postgrado en Psicoterapia de Pareja.

Deja un comentario

7-pasos-para-ayudar-a-una-pareja-en-conflicto

Gracias por extender la Misión de Amor:

Autor entrada: Juan Manuel D'Acosta

Laico promotor y terapéita de Mision de Amor. Investigador de desarrollo de la espiritualidad en el conflicto. Lic. en Comunicación y postgrado en Psicoterapia de Pareja.

Deja un comentario