Devocionario con Cantoral, Novenario y Rosarios, por los difuntos
¡OFERTA! de $ 80 a MX$ 67
Añadir al carrito

Devocionario con el modo de rezar Rosario y Novenario para Difuntos
¡OFERTA! de $45 a MX$ 35
Añadir al carrito

Ritual completo por tus difuntos con el modo de rezar
¡OFERTA! de $110 a MX$ 88
Añadir al carrito

Que miedo ser iglesia con filosofía y teología sin espiritualidad

La presencia del Espíritu Santo en nuestras espíritu, es el cumplimiento de la promesa de Cristo que se inicia en Pentecostés. La religión católica es universal y tiene a Cristo presente en los Sacramentos, que perdieron los hermanos de otras confesiones en el cisma luterano (la división protestante). Sin embargo el Espíritu Santo sigue presente y actúa en el espíritu de quienes deciden aceptarlo.

Cosecha el Espíritu quien cultiva la espiritualidad. Haz de la oración un dialogo, la meditación un encuentro con la presencia de Dios, la contemplación un gozo de mirarse en su presencia y mirar su presencia en ti. El perdón la corrección que levanta y te pone en el camino. Y las obras de misericordia (flores de amor) la técnica para cosechar los frutos del Espíritu Santo

Cultiva la espiritualidad.

Tanto la filosofía y la teología son dos explicaciones racionales de la presencia de Dios, sin embargo pierden sentido si no se experimenta la presencia de Dios. La presencia de Dios en nuestra conciencia es posible gracias a la acción del Espíritu Santo.

En aquel tiempo, al llegar a la región de Cesarea de Filipo Jesús preguntó a sus discípulos: “¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?” Ellos contestaron: “Unos que Juan Bautista, otros que Elías, otros que Jeremías o uno de los profetas.” Él les preguntó: “Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?” Simón Pedro tomó la palabra y dijo: “Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo.” Jesús le respondió: “¡Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás!, porque eso no te lo ha revelado nadie de carne y hueso, sino mi Padre que está en el cielo. Ahora te digo yo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará.. Te daré las llaves del reino de los cielos; lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo, y lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo.” (Mateo 16,13-19)

Esa voz suave y firme del Padre es su Espíritu Santo. ¿A que temer? Si Cristo nos confirma

Pero cuidaos de los hombres, porque os entregarán a los tribunales y os azotarán en sus sinagogas; y hasta seréis llevados delante de gobernadores y reyes por mi causa, como un testimonio a ellos y a los gentiles. Pero cuando os entreguen, no os preocupéis de cómo o qué hablaréis; porque a esa hora se os dará lo que habréis de hablar. Porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu de vuestro Padre que habla en vosotros.…(Mateo 10:17-20)

¿Hasta cuando empezaras a cultivar tu espiritualidad?

Conflicto entre el Espíritu y la carne no es nuevo, pero el Espíritu siempre es nuevo(Gálatas 5:19-21)

Ahora bien, las obras de la carne son evidentes, las cuales son: inmoralidad, impureza, sensualidad, idolatría, hechicería, enemistades, pleitos, celos, enojos, rivalidades, disensiones, sectarismos, envidias, borracheras, orgías y cosas semejantes, contra las cuales os advierto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.…

Los frutos del Espiritu

Cuando te decidirás a cultivar los frutos del Espíritu Santo en tu vida. Ha realizar acciones de caridad (flores de amor). La conducta cristiana es seguir al Espíritu

Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio propio; contra tales cosas no hay ley. Pues los que son de Cristo Jesús han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu. No nos hagamos vanagloriosos, provocándonos unos a otros, envidiándonos unos a otros.(Gálatas 5:22-23)

Pero no me creas soy un simple laico tratando de cultivar los frutos del Espíritu en el espíritu. Lee la biblia y emociónate con los testimonios del encuentro del Espíritu con el espíritu. Y lo mejor, es posible en tu vida y en tu projimo, porque Dios te bendice.

  1. El Espíritu del SEÑOR habló por mí, y su palabra estuvo en mi lengua. (2 Samuel 23:2)
  2. David mismo dijo por el Espíritu Santo: “EL SEÑOR DIJO A MI SEÑOR: `SIENTATE A MI DIESTRA, HASTA QUE PONGA A TUS ENEMIGOS DEBAJO DE TUS PIES.'(Marcos 12:36)
  3. Pues si vosotros siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan? (Lucas 11:13)
  4. porque yo os daré palabras y sabiduría que ninguno de vuestros adversarios podrá resistir ni refutar.(Lucas 21:15)
  5. Todos fueron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba habilidad para expresarse.(Hechos 2:4)
  6. Entonces Pedro, lleno del Espíritu Santo, les dijo: Gobernantes y ancianos del pueblo, (Hechos 4:8)
  7. Pero no podían resistir a la sabiduría y al Espíritu con que hablaba.(Hechos 6:10)
  8. Pero Esteban, lleno del Espíritu Santo, fijos los ojos en el cielo, vio la gloria de Dios y a Jesús de pie a la diestra de Dios;…(Hechos 7:55,56)
  9. Y al no estar de acuerdo entre sí, comenzaron a marcharse después de que Pablo dijo una última palabra: Bien habló el Espíritu Santo a vuestros padres por medio de Isaías el profeta, (Hechos 28:25)
  10. A ellos les fue revelado que no se servían a sí mismos, sino a vosotros, en estas cosas que ahora os han sido anunciadas mediante los que os predicaron el evangelio por el Espíritu Santo enviado del cielo; cosas a las cuales los ángeles anhelan mirar. (1 Pedro 1:12)
  11. pues ninguna profecía fue dada jamás por un acto de voluntad humana, sino que hombres inspirados por el Espíritu Santo hablaron de parte de Dios.(2 Pedro 1:21)
  12. Porque los gentiles buscan ansiosamente todas estas cosas; que vuestro Padre celestial sabe que necesitáis de todas estas cosas. (Mateo 6:32)
  13. Porque los pueblos del mundo buscan ansiosamente todas estas cosas; pero vuestro Padre sabe que necesitáis estas cosas.… (Lucas 12:30-32)
  14. Así que ni el que planta ni el que riega es algo, sino Dios, que da el crecimiento. (1 Corintios 3:7)
  15. Por tanto, si hay algún estímulo en Cristo, si hay algún consuelo de amor, si hay alguna comunión del Espíritu, si algún afecto y compasión,…(Filipenses 2:1-3)
  16. Pero si tenéis celos amargos y ambición personal en vuestro corazón, no seáis arrogantes y así mintáis contra la verdad.… (Santiago 3:14-16)
  17. Asimismo, vosotros los más jóvenes, estad sujetos a los mayores; y todos, revestíos de humildad en vuestro trato mutuo, porque DIOS RESISTE A LOS SOBERBIOS, PERO DA GRACIA A LOS HUMILDES. (1 Pedro 5:5

Te puede interesar

Deja un comentario

Deja un comentario