Devocionario con Cantoral, Novenario y Rosarios, por los difuntos
¡OFERTA! de $ 80 a MX$ 67
Añadir al carrito

Devocionario con el modo de rezar Rosario y Novenario para Difuntos
¡OFERTA! de $45 a MX$ 35
Añadir al carrito

Ritual completo por tus difuntos con el modo de rezar
¡OFERTA! de $110 a MX$ 88
Añadir al carrito
19 Octubre, 2014

Como rezar un rosario de reconciliación de pareja.

Se comienza con la Señal de la Cruz.

OFRECIMIENTO

¡Oh Dios mío! Yo creo, adoro, espero y os amo. Te pido perdón por quienes no creen, no adoran, no esperan, no perdonan y no te aman.

¡Oh santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo! Te adoro profundamente y te ofrezco el preciosísimo cuerpo, sangre, alma y divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los sagrarios del mundo, en reparación de los ultrajes con que El es ofendido; y por los méritos infinitos de su Santísimo Corazón e intercesión del Inmaculado Corazón de María, te pido la conversión de nosotros pecadores para que reine el amor del Espíritu de Dios en nuestros corazones.

ORACIÓN PREPARATORIA

Oh santísima Virgen María, Reina del Rosario y Madre de misericordia, que te dignaste manifestar en Fátima la ternura de vuestro Inmaculado Corazón trayéndonos mensajes de salvación y de paz. Confiados en vuestra misericordia maternal y agradecidos a las bondades de vuestro amantísimo Corazón, venimos a vuestras plantas para rendiros el tributo de nuestra veneración y amor. Concédenos las gracias que necesitamos para cumplir fielmente tu mensaje de amor, compasión y reconciliación que te pedimos en esta Rosario. Ruega al Señor para que nos conceda esta petición especial_________, si ha de ser para mayor gloria de Dios, honra vuestra y provecho de nuestras almas. Así sea.

ORACIÓN BREVE

Oh Jesús, a través de tu compasión, enséñanos a perdonar desde el amor, enséñanos a olvidar desde la humildad.

Ayúdanos a examinar nuestro corazón y a ver si hay alguna herida no perdonada, o alguna amargura sin olvido.

Permite que el Espíritu Santo penetre en mi espíritu y remueva todo rastro de enojo.

Derrama tu amor, paz y alegría en nuestros corazones, en proporción a nuestro vacío de propia complacencia, vanidad, ira y ambición .

Ayúdanos a cargar con ánimo la Cruz de Cristo.

Amén

Se anuncia el Primer Misterio:

  • Lunes y sábados, Misterios Gozosos: La Anunciación (Lucas 1, 30-32, 38)
    Martes y viernes, Misterios Dolorosos: La Agonía en el Huerto (Lc 22, 39-46)
    Miércoles y domingo, los Misterios Gloriosos: La Resurrección del Señor (Mt 28, 5-6)
    Jueves, Misterios Luminosos: Su bautismo en el Jordán (Mt 3, 13, 16-17)

Ofrecemos este primer misterio, para pedirte por las parejas unidas libremente en en el sacramento del matrimonio a fin de que nos interesemos uno por el otro, negándome a mi mismo para dar vida y plenitud a la revelación de Cristo en su camino… Queremos tomarnos de la mano de Cristo.

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Se anuncia el Segundo Misterio:

  • Lunes y sábados, Misterios Gozosos: La Visitación de María a su prima Santa Isabel (Lucas 1, 39-43)
    Martes y viernes, Misterios Dolorosos: La Flagelación de Nuestro Señor Jesucristo (Jn 18, 33, 19;1)
    Miércoles y domingo, los Misterios Gloriosos: La Ascensión (Lc 24, 50-51; Mc 16, 20)
    Jueves, Misterios Luminosos: Su autorrevelación en las bodas del Caná (Jn 2,1-5)

Ofrecemos este segundo misterio, te pedimos especialmente por el dolor y temor que nuestra pareja nos está compartiendo. Ayúdanos a ser prójimo de su esperanza, Verle feliz me hace feliz”. En las carencias es donde se sufre por la escasez de la compasión… Queremos entregar el regalo del sacrificio de Amor a nuestra familia.

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Se anuncia el Tercer Misterio:

  • lunes y sábados, Misterios Gozosos: El Nacimiento de Jesús (Lucas 2, 6-11)
    Martes y viernes, Misterios Dolorosos: La Coronación de Espinas (Mt 27, 29-30)
    Miércoles y domingo, los Misterios Gloriosos: La Venida del Espíritu Santo en Pentecostés (Hch 1, 14; 2, 1-4)
    Jueves, Misterios Luminosos Su Anuncio del Reino de Dios, invitando a la conversión (Mc 1, 15, 21; 2,3-11; Lc 7, 47-48)

Ofrecemos este tercer misterio para conquistar a la pareja TODOS LOS DÍAS: mantenerla enamorada; nunca dejar pasar el “buenos días” o “buenas noches”, ni olvidar decirle “te amo” al menos una vez al día, que toquemos la fuente de amor y fe que nos une. Señor alienta nuestro animo que se ha enfriado en el tiempo, queremos esmerarnos en enamorar nuestra existencia con el amor a ti y a nosotros mismos. Queremos ser tus misioneros de Amor.

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Se anuncia el Cuarto Misterio:

  • Lunes y sábados, Misterios Gozosos: La Presentación (Lc 2, 22-25, 34-35)
    Martes y viernes, Misterios Dolorosos: Jesucristo, la cruz a cuestas y camino al Calvario. (Mt, 27, 31; Jn 19, 17; Mc 15, 21)
    Miércoles y domingo, los Misterios Gloriosos: La Asunción de la Virgen Santísima (Ct 2, 10-11, 14)
    Jueves, Misterios Luminosos: Su Transfiguración (Mt 17, 1-3, 5)

Ofrecemos este cuarto misterio para discutir sin pelear queremos ser iluminadas y guiadas a la luz del evangelio del respeto y la paz . Aprender a escuchar y hablar, estando de acuerdo que no están de acuerdo. Queremos encarnar sin pelear tu paz; sin gritar, lastimar o discutir; ser instrumentos de tu paz.

Queremos reconciliarnos y perdonar como tu nos perdonas: con misericordia y sin juicios nos salvas de la condena. Perdonar es ayudar a levantar a quien cae. Queremos encontrar la lección en el conflicto. Se vale equivocarse, Roma no se hizo en un día. Señor queremos ser obreros de tu perdón…

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Se anuncia el Quinto Misterio:

Ofrecemos este quinto misterio por las parejas, confundidas, perseguidas y combatidas. Aquellas parejas que, incluso cuando no están juntas, pueden hablar de las cualidades del otro y hasta su tono de voz demuestra la devoción y amor que se tienen. Parejas que se admiran y sienten que los logros de uno también son del otro. Parejas que se comparten plenamente desde el alma, mejor que amigos pues son compañeros de vida, del camino con intimidad al encuentros de verdad. Queremos encarnar el camino, la verdad y la vida de Cristo en nuestra profundidad para compartir el cielo del Amor.

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.

Las tres Avemarías finales se rezan para que en nuestra pareja aumente el espíritu misionero y, ante todo, para impulsar el amor en la vocación sacerdotales, religiosas y de laicos misioneros.

ORACIÓN FINAL

¡Oh Dios, cuyo Unigénito, con su vida, muerte y resurrección, nos mereció el premio de la salvación eterna! Os suplicamos nos concedas que, meditando los misterios del santísimo rosario de la bienaventurada Virgen María, imitemos los ejemplos que nos enseñan y alcancemos el premio que prometen. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

ORACIÓN PARA LA RECONCILIACIÓN DE PAREJA

Padre Nuestro ante ti somos quienes somos, pues has sido fiel a nosotros en lo prospero y en lo adverso, en la salud y la enfermedad, y nos has amado y respetado. Conoces nuestro pensamiento y sentimientos anidados hasta en lo más profundo de nuestro corazón. Nos amas hasta el extremo de dar la vida por nosotros.

Padre Nuestro creador del cielo y la tierra, de lo visible y lo invisible Todo lo sabes y todo es tuyo y sin embargo esperas pacientemente y con misericordia que te abramos la puerta para ayudarnos a poner en orden nuestra conciencia y retomar el rumbo del amor.

Padre Nuestro en Cristo, quiero reconciliarme contigo antes que a nadie: Te pido me perdones por no ponerte en primer lugar, amándote sobre todas las cosas. Tú eres el amor, origen, camino y destino de nuestra vida. Perdóname por olvidar amar. Perdóname por juzgar el bien y el mal y condenar y condenarme en mis juicios y justificaciones. Y hacerme esclavo de mis propias razones, como si todo lo supiera, como si conociera lo visible y lo invisible. Como si mi nombre fuera santificado. Perdóname por preferir el mundo al paraíso de tu amor. Perdóname por no cerrar mi puerta aunque fueran 10 minutos al día, para dialogar contigo.

Padre Nuestro clamo a tu Espíritu Santo, dame tu perdón para mirarme con el amor que me creaste y perdonarme por aquellos juicios que profería, por aquello que maldecía, por aquello que dejé de bendecir, por esa palabra que oculte, por esa ternura que detuve, por esa piedad que escondí, por esa soberbia y vanidad con que cubría la luz de tu amor en mí y en mi prójimo. Perdóname pues quiero perdonarme y transformar mis debilidades, mis defectos, mis ofensas, mis juicios en una bendición. Bendecir a mi prójimo y bendecirme.

Padre Nuestro, Dios trino y uno, dame tu perdón para pedirle el perdón a mi prójimo, a mi pareja, pues también es tu amor mi prójimo. Ayúdame a perdonarle cualquier ofensa, de palabra, obra o de omisión. A quitar mis juicios, sentencias y castigos que le he impuesto y que me han esclavizado, nos han esclavizado y hemos perdido la libertad donde decidimos por el amor y así nos responsabilizamos de nuestros errores y aciertos. Ayúdame a descubrir el amor junto con mi pareja, para que reconciliados tú y nosotros limpiemos maleza, cochambre, tizne, resentimientos y rencores y caminemos en tu amor, hasta el fin de los tiempos.

En nombre de Jesucristo con tu Espíritu Santo te pido Padre Nuestro por esta reconciliación y ruego a Santa María Virgen, a los ángeles y a los Santos que intercedan por nosotros ante Dios nuestro Señor.

AMEN

Por la Señal de la Santa Cruz, líbranos Señor Nuestro. En el Nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo.
Avemaría Purísima

R. sin pecado concebida.
Amen.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *