10 meditaciones del viaje espiritual 1/10

Gracias por extender la Misión de Amor:

Nuestra vida parece una constante decisión entre ir solos o acompañados en nuestro viaje por la tierra o el cielo, mientras caminamos por las veredas que van hacia el temor o el amor. Cuantas veces nos encontramos en el cruce entre el vació y el sentido. Tenemos que decidir si seguimos el dolor o el bienestar. Dar pasos en el conflicto o la paz. Mirar el mundo que nos rodea dividido o unido. Arrastrar en cada paso la cadena de la esclavitud o la libertad. Mirar a este mundo ensombrecido o lleno de la luz. Perderse en el camino o tener un camino con rumbo.

Miramos la vida decidiendo como mirarla.

La realidad es una pero nosotros la percibimos, la juzgamos y le damos sentido o vacío, muerte o resurrección.Veamos la diferencia en estas dos narraciones.

“Unos jóvenes decidieron emprender su camino solos en la vida uno de ellos se descubrió viajando en la tierra, lleno de temor y todo tenía vacío y dolor. En cada paso encontraba el conflicto. Veía al mundo esclavizado, su camino estaba ensombrecido”.

Ahora bien veamos que le ocurrió a otros joven que caminaba en la misma realidad:

“Unos jóvenes decidieron emprender su camino acompañado en la vida y se descubrieron viajando en el cielo, llenos de amor, todo tenía sentido y bienestar, en cada paso encontraban la paz. Veían al mundo unido y libre, su camino estaba lleno de luz.” Sería tanto como que el joven hubiera encarnado estas palabras: (Mateo 11:28-30) “Vengan a Mí todos ustedes los que están trabajados y cargados, que yo les haré descansar. Lleven Mi yugo sobre ustedes, y aprendan de Mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallarán descanso para sus almas. Porque Mi yugo es fácil, y ligera Mi carga.”

Estas historias nos ayudan a meditar sobre como tomamos 10 de las decisiones en nuestro viaje ¿Lo hacemos espiritual? O ¿Simplemente pasamos por la vida terrenal?

La primera decisión a meditar es viajar solo o acompañado.

Parece que el egoísmo, donde cada quien su vida es una negación de la realidad, pues siempre viajamos acompañados, naturalmente de Dios y de la humanidad entera. ¡No estamos solos! Ni dios lo quiere, mira la petición de Jesús al Padre Nuestro:
(Juan 17, 20:21) “Mas no ruego sólo por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno. Como tú, oh Padre, estás en mí y yo en ti, que también ellos estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste.…”

Autor entrada: Juan Manuel D'Acosta

Laico promotor y terapéita de Mision de Amor. Investigador de desarrollo de la espiritualidad en el conflicto. Lic. en Comunicación y postgrado en Psicoterapia de Pareja.

Deja un comentario

10 meditaciones del viaje espiritual 1/10

Gracias por extender la Misión de Amor:

Autor entrada: Juan Manuel D'Acosta

Laico promotor y terapéita de Mision de Amor. Investigador de desarrollo de la espiritualidad en el conflicto. Lic. en Comunicación y postgrado en Psicoterapia de Pareja.

Deja un comentario