Oración de liberación espiritual

Gracias por extender la Misión de Amor:

Ruego por recibir la Gracia de poder encontrar las palabras, y la fortaleza interior, para alcanzar y llegar a la Presencia de Dios; para formar mis labios y mi corazón, y así encontrar a Dios en una plegaria que sólo mi corazón puede pronunciar, y en un canto que sólo mi alma puede cantar en libertad.

Señor Jesús, hijo del Padre Nuestro unido en el Espíritu Santo, Trinidad Santa en un solo Dios amoroso que viene a nuestro encuentro para formarnos a imagen y semejanza en la paz, la libertad y el gozo del cielo del amor manifiesto. Quiero desatar con tu ayuda las debilidades que me esclavizan en las sombras, el temor y el rencor. En ti espero transformar en bendición todo daño que he procurado o permitido a mi prójimo y a mí mismo. Quiero escuchar tu voz en mi conciencia, mirar tu creación en mi vida, proclamar tu amor en mi boca, crear con tu presencia en el mundo que me rodea.

Sé que el adversario (satanás) está atento y se duele cada vez que me inclino ante ti, te adoro y me conforto en la verdad de tu abrazo. Pero si en ti vivo, el maligno podrá doblarme pero nunca romperme, pues tu eres nuestra fortaleza, Ordena a las tempestades que amenazan la paz en mi corazón y mi entendimiento que desistan. Libérame de la esclavitud de mis juicios, historias y condenas hechas en mi o que he aceptado de otros sobre mi, esclavitud que justifico en temores y rencores y que permito que alienten con ritos y consejas las almas que vagan por el mundo para la perdición.

Señor creador del universo, que lo crías y salvas de la ausencia que pretende construir en la nada, al no comprender tu presencia vivificadora y eterna con tu amor. Amor que se encarna en la creación y en la creación se expresa tu Espíritu Santo. Espíritu Santo que se encarna y hace de la tierra su pesebre, su nido, su rebaño, su semilla, su cruz y su resurrección. Resurrección del Espíritu Santo que encarna uniendo tierra y trabajo del hombre, el pan y vino, para ser alimento y puerta del cielo de nosotros los pecadores. Verdad de fe y esperanza. Camino de pastor, vida aún en la muerte.

Trinidad providencial, tráenos a tu presencia librándonos de preocupación e incertidumbre, Haznos sentir la suavísima caricia del roce de tus manos cuando nos abrazas tiernamente como Padre y en el roce de tu presencia descansemos creando con tu amor, trasformando con tu paz y creando con tu libertad un mundo bendito, una familia bendecida, un hogar de sanación, una pareja de compasión una vida de salvación.

Gracias Señor Dios por mostrarte en mi prójimo, ayúdame a reconocerte en él. Abre mis ojos y mis oídos para recibir con gratitud el amor que has manifestado a través del cariño de mis acompañantes, de la naturaleza que con que me rodeas. Bendito eres Señor. Eres la bendición quiero echarme a tus brazos bendiciendo sobre todo ofensas, deudas, temores, pecados, enemigos, agua, alimentos, familia, pareja, sanos y enfermos, prósperos y adversos, bondadosos y perversos, bendecir con tu bendición a quienes me quieren, no me quieren o o ni siquiera saben que existo. Bendecir es entregarte. Te entrego mi conciencia de la presencia y te bendigo Padre, hijo y Espíritu Santo. A ti sea dada la gloria,

Te pido mi liberación espiritual en nombre de Jesucristo. Santa María te pido que te unas a mis ruegos y necesidades, Ángeles y Santos del Señor les pido que intercedan por mi ante Dios nuestro Señor. Amen.

Te puede interesar

Deja un comentario