Cuida tus palabras

Objetivo del curso en tu hogar “crea en el amor” día 5

Que una de las personas de la pareja acepte el reto de descubrir el milagro de la acción del Amor en su pareja, observando con cuidado tus palabras y tus obras

Haz de tu vida un viaje espiritual. Acuna tu espíritu en el Espíritu de Dios-

Son tus palabras

Reflexión del día:

Tus palabras son muy importantes. La palabra es el instrumento que nos define como humanidad, como comunidad y como pareja. La palabra es encarnación del espíritu y las obras el testimonio de la palabra.

Frase a meditar: Mc 8, 34-9, 1. El que pierda su vida por mí y por el Evangelio la salvará.

Flor de amor: Durante este día observa con cuidado tus palabras y tus obras. Medita, compartiendo con Dios, las expresiones que usas, separando aquellas que son de amor de niño, de joven y de “amor maduro”. Pon mucha atención y no uses las palabras, gestos, ademanes o acciones para juzgar o descalificar, su persona o sus actos. Tampoco uses aquellas que tú pareja considera ofensivas o aquellas que hablan de forma negativa de tu pareja

Eventos

  • No hay eventos

Medita las lecturas del día

Saborea despacio, en el eco del silencio, este dialogo con el Señor. En la lectura de cada día tienes una propuesta del Señor para bendecir el camino, descubrir la verdad y darle rumbo a la vida.

  • Salmo responsorial: Salmo 66:1-3, 5, 8, 16-17
    el día 16 Agosto, 2017 a las 5:00 am

    1 Del maestro de coro. Cántico. Salmo. Aclamad a Dios, la tierra toda,2 salmodiad a la gloria de su nombre, rendidle el honor de su alabanza,3 decid a Dios: ¡Qué terribles tus obras! Por la grandeza de tu fuerza, tus enemigos vienen a adularte;5 Venid y ved las obras de Dios, temible en sus gestas por los hijos de Adán:8 Pueblos, bendecid a nuestro Dios, haced que se oiga la voz de su alabanza,16 Venid a oír y os contaré, vosotros todos los que teméis a Dios, lo que él ha hecho por mí.17 A él gritó mi boca, la alabanza ya en mi lengua. […]

  • Evangelio: Mateo 18:15-20
    el día 16 Agosto, 2017 a las 5:00 am

    15 «Si tu hermano llega a pecar, vete y repréndele, a solas tú con él. Si te escucha, habrás ganado a tu hermano.16 Si no te escucha, toma todavía contigo uno o dos, para que todo asunto quede zanjado por la palabra de dos o tres testigos.17 Si les desoye a ellos, díselo a la comunidad. Y si hasta a la comunidad desoye, sea para ti como el gentil y el publicano.18 «Yo os aseguro: todo lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desatéis en la tierra quedará desatado en el cielo.19 «Os aseguro también que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, sea lo que fuere, lo conseguirán de mi Padre que está en los cielos.20 Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.» […]

  • Primera lectura: Deuteronomio 34:1-12
    el día 16 Agosto, 2017 a las 5:00 am

    1 Moisés subió de las Estepas de Moab al monte Nebo, cumbre del Pisgá, frente a Jericó, y Yahveh le mostró la tierra entera: Galaad hasta Dan,2 todo Neftalí, la tierra de Efraím y de Manasés, toda la tierra de Judá, hasta el mar Occidental,3 el Négueb, la vega del valle de Jericó, ciudad de las palmeras, hasta Soar.4 Y Yahveh le dijo: «Esta es la tierra que bajo juramento prometí a Abraham, Isaac y Jacob, diciendo: A tu descendencia se la daré. Te dejo verla con tus ojos, pero no pasarás a ella.»5 Allí murió Moisés, servidor de Yahveh, en el país de Moab, como había dispuesto Yahveh.6 Le enterró en el Valle, en el País de Moab, frente a Bet Peor. Nadie hasta hoy ha conocido su tumba.7 Tenía Moisés 120 años cuando murió; y no se había apagado su ojo ni se había perdido su vigor.8 Los israelitas lloraron a Moisés treinta días en las Estepas de Moab; cumplieron así los días de llanto por el duelo de Moisés.9 Josué, hijo de Nun, estaba lleno del espíritu de sabiduría, porque Moisés le había impuesto las manos. A él obedecieron los israelitas, cumpliendo la orden que Yahveh había dado a Moisés.10 No ha vuelto a surgir en Israel un profeta como Moisés, a quien Yahveh trabata cara a cara,11 nadie como él en todas las señales y prodigios que Yahveh le envió a realizar en el país de Egipto, contra Faraón, todos sus siervos y todo su país,12 y en la mano tan fuerte y el gran terror que Moisés puso por obra a los ojos de todo Israel. […]

¿Cómo Dios puede ayudarme?

A pesar de que hemos visto su presencia, nos preguntamos muchas veces ¿Cómo Dios puede ayudarme?

Dios es Amor, entonces la pregunta sería cómo el Amor puede ayudarte. El Amor no convive con el Temor, así que podemos decidir mirar la realidad con Amor o con Temor, es decir expresar el Amor que nos sostiene o anima o negar su existencia. Amar es compartir la esencia de Dios, es reconocer que somos una expresión del Amor de Dios a imagen y semejanza. […]

¡Se libre en verdad! mírate amando

La libertad es usar la capacidad de decidir por un bien superior y el bien superior es el Amor, es amar.

En la libertad se vive el gozo, la paz, el autocontrol, la fidelidad, la amabilidad, la paciencia  del Espíritu del Amor. Tú eres una expresión del Amor del Señor, del Espíritu Santo, eres espíritu del Amor, Amor encarnado. Amar es lo que en verdad puedes dar, pues eres Amor. […]

¿Qué es lo que te pide el Amor?

Tal vez tu esposo los dejo: al hijo de 3 meses y a otro pequeño de ocho meses. Sabes que también fuiste causa del conflicto. Por eso rogamos al Señor por ustedes, porque se miren como familia unida

Gracias por tu confianza, ten por seguro que pediremos al Padre , en nombre de Jesucristo para que el Amor de su Espíritu Santo brille en su familia y se reconozcas unidas, no sólo como esposos, sino por la bendición del Señor que los une en los hijos. “Lo que Dios a unido, no lo separe el hombre”.

El conflicto es un llamado a poner en primer lugar al Amor y esto significa obrar con Amor, con misericordia y compasión. ¿que es lo que te pide el Amor? lo primero es que reconozcas que están unidos, pero también te pide que pongas la compasión y el perdón hacia tí y hacia tu esposo. Perdón es descubrir la bendición en estas ofensas que se compartieron, aprender y corregir, proponiéndose no acercarse a la tentación que los hace caer y fortalecer en el Amor del Señor su debilidad. Perdonar, también es levantarse y volver a andar. Ayudarse en el Señor y ayudar al prójimo a levantarse de la parálisis.

¿Qué es lo que te pide el Amor?

Te pide que bendigas la adversidad e ilumines la oscuridad con la verdad. En la verdad serán libres. No se unen dos personas en matrimonio para pasar lindos momentos, sino para vencer las crisis. En ustedes confía el Señor, quiere que ser reúnan en el Amor para vencer el temor y el rencor. Acaso mandas a los mejores soldados a las fiestas o más bien a las batallas más significativas. Eso es lo que están viviendo y el Señor confía en el Amor que ha puesto en ustedes para vencer la adversidad y el adversario. Mantén tu comunicación con el Señor, dialoga con Él en todo momento, aunque parezca insignificante, el moverá aquello que obstruye la luz que los alienta y reúne.

Espera el milagro y pregúntate ¿Qué es lo que te pide el Amor? encarna el Amor y hazlo realidad, la luz vence la oscuridad. La respuesta en Cristo es Verdad y te hará descubrir la libertad en el camino y la vida. La respuesta de Cristo es Misericordia para aquel que ha caído, está ciego, ha muerto, es apestado, carente y necesitado. La presencia de Cristo la descubres Amando.a su Padre, a tu projimo y a ti mismo.

¿Qué es lo que te pide el Amor? mira la respuesta hacia tu espíritu en el Evangelio según San Juan (8,31-42.)

Jesús dijo a aquellos judíos que habían creído en él: “Si ustedes permanecen fieles a mi palabra, serán verdaderamente mis discípulos: conocerán la verdad y la verdad los hará libres”.

Ellos le respondieron: “Somos descendientes de Abraham y jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo puedes decir entonces: ‘Ustedes serán libres’?”.

Jesús les respondió: “Les aseguro que todo el que peca es esclavo del pecado.

El esclavo no permanece para siempre en la casa; el hijo, en cambio, permanece para siempre.

Por eso, si el Hijo los libera, ustedes serán realmente libres.

Yo sé que ustedes son descendientes de Abraham, pero tratan de matarme porque mi palabra no penetra en ustedes.

Yo digo lo que he visto junto a mi Padre, y ustedes hacen lo que han aprendido de su padre”.

Ellos le replicaron: “Nuestro padre es Abraham”. Y Jesús les dijo: “Si ustedes fueran hijos de Abraham obrarían como él.

Pero ahora quieren matarme a mí, al hombre que les dice la verdad que ha oído de Dios. Abraham no hizo eso.

Pero ustedes obran como su padre”. Ellos le dijeron: “Nosotros no hemos nacido de la prostitución; tenemos un solo Padre, que es Dios”. Jesús prosiguió:

“Si Dios fuera su Padre, ustedes me amarían, porque yo he salido de Dios y vengo de él. No he venido por mí mismo, sino que él me envió.