Un ángel

La vida tiene colores y sinsabores, situaciones que en la mía, a veces, no puedo controlar. Quizá mi situación no sea tan difícil como creo, pero me doy cuenta que cuando tengo un sentimiento atrapado que me daña, me arrastra hasta las profundidades de la tristeza, donde todo se ve turbio, donde no se encuentra la salida. En medio de esa situación pueden suceder cosas extrañas, como la que me sucedió a mí. […]

Alégrate, el Señor está contigo

Peregrina en el hogar

Que tu oración en el camino se extienda en la red de caridad del Señor, entrega esta flor de amor .

Dios de amor, hoy quiero perdonar a mis hermanos y hermanas por aquellas acciones y actitudes que me hicieron sentir solo y sin su apoyo. ¡Comparte!

En esta vida somos peregrinos que caminan por tierras extrañas, algunas veces conocemos el rumbo, o nos dejamos encantar por lo que pasa a nuestro alrededor. Hoy buscaremos el rumbo que nos lleva a la vida que viene del amor. […]

¿Por qué arrodillares frente a Cristo en la Eucaristía?

Tal vez las personas que permanecen de pie en el momento de la consagración estén mal informadas o pretendan guardar una actitud de respeto solamente ante este evento. Pero déjenme afirmarles que el evento más importante para la humanidad es precisamente la consagración de nuestro Señor en la Eucaristía. […]

Somos tu mensaje, soy tu mensajero.

Mi Señor, me cuesta trabajo pensar que soy tu mensajero. Parece muy ostentoso sentir que me has enviado para hablarles de ti. Se me dificulta descubrir tú presencia a mi corazón y al corazón de los demás, a través de mis obras, por eso acudo a ti. Fuente de misericordia y de sabiduría. Me llamas insistentemente. Tocas la puerta de mi alma y me dices “Abre” pidiendo que se exprese el amor.

Tú eres el mensajero […]

Quiero compartir mi Amor contigo

Retírate en tu hogar.

Entra a la puerta del Amor:

Señor Jesús, al llamarte en el día de hoy, percibo que a menudo llego sólo a pedirte favores. Hoy sólo deseo estar en Tu Presencia. Que mi corazón pueda responder a Tu Amor.

[…]

Hágase en mí según tu palabra

Peregrina en el hogar

Que tu oración se extienda en la red de caridad del Señor, entrega esta flor de amor . COMPARTE

A PARTIR DE HOY DECIDO MIRAR BELLEZA EN MI VIDA,

Siente su presencia

Empieza el camino de este día en el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo.

¿Te has dado cuenta del brillo de felicidad que tiene la mirada de un peregrino?” […]

El Señor te invitó. El Señor te guía, te cuida y te lleva

Peregrina en el hogar

  • Eres uno de los peregrinos que van a Belén, ahí va José y María, van hacia el nacimiento de la vida que viene del Amor. ¡Comparte!

Toma un lápiz y un papel y escribe las enseñanzas de hoy. HOY LE ESCRIBIRE A DIOS UNA CARTA DE AGRADECIMIENTO.

Empieza el camino de este día en el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo.

“El Camino es una senda de palabra, silencio y tolerancia”

(Juan)

Tus palabras son muy importantes. La palabra es el instrumento que nos define como humanidad, como comunidad y como pareja. La palabra es encarnación del espíritu y las obras el testimonio de la palabra.

[…]

Mi egoísmo es el pecado

Señor, hay tantas formas de separarme de ti, pero en realidad es mi egoísmo con el que me aparto de tu voluntad, de tu compasión y misericordia. Mi egoísmo es el fundamento de mis pecados y tu camino se resume en negarme a mi mism@, tomar la cruz y seguirte.
[…]

¡Cállate Satanás!

Cuando buscas a Dios, cuando proclamas su presencia, cuando vas a su encuentro, cuando te encaminas a la paz, aún cuando decides orar o adorar a Dios, Satanás se opone y busca la manera de sembrar su confusión y aún el temor para que no alcances tu destino, para que no llegues a Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Hay muchas maneras con las cuales se entromete en tu mente, en tus emociones o en tu imaginación y te aconseja. Es importante que reconozcas que sólo es un consejo, una tentación, de un ángel caido en desgracia. Y tambien tienes  el consejo y la bendicion de tu ángel de la guarda.  De tu decisión depende encarnar sus palabras y alejarte de Dios o vivir el amor, la paz, la libertad, el perdón y la armonia de Dios. […]

Continuamos deformando tu rostro.

Que difíciles es ver Señor cuando tu rostro es deformado. Deformado por nuestra ignorancia, deformado por nuestra soberbia, por nuestra falta de humildad, por querer distinguirnos. Como en aquellos tiempos, cuando te escupían, te golpeaban y te lastimaban. Te pusieron una Cruz de espinas, que demostraba desprecio. Y en este tiempo, 2000 años después, a pesar de todas las obras y todos milagros que tú nos haz regalado día a día. Continuamos deformando tu rostro.

Continuamos deformando hasta tu Sagrado Corazon, con lo que lo que llamamos “una expresión artística”, que lo único que hace es mostrar nuestra carencia de vida, apoyada en tu Santa Presencia.

Hemos hecho pinturas, fotografías, películas, tratando de hacerte parecido a nosotros y no de parecernos a ti.

[…]