¿Cómo elaborar un altar de muertos?

Gracias por extender la Misión de Amor:

Un altar de muertos es un altar al Amor. Y los mexicanos encarnamos nuestro Amor siempre con alegría.

El altar de muertos es una tradición tan antigua como la humanidad misma y tan extendida en todo el tamaño del mundo, en el fondo se reconocer que toda esta vida tiene sentido en la vida eterna. Que el espíritu no muere. La tradición católica encontró en los antiguos mexicanos tierra fértil para un mestizaje de la espiritualidad y no podía quedar a un lado la tradición de establecer contacto con los fieles difuntos, sobre todo para interceder por su eterno descanso y que luzca para ellos la luz perpetua.

panteon coatlanEste maridaje de las culturas reconoció un punto de encuentro y reconciliación en el amor y la espiritualidad. La riqueza de símbolos son una poesía de amor en todos los sentidos. Lo mismo anima la vista, el gusto, el tacto, que la mente, la emoción, la relación con el prójimo, el ambiente, todo unido en el espíritu.

Ir al panteón, es una forma de retiro para dialogar, compartir el amor, reconciliar, meditar y contemplar que somos un espíritu en viaje temporal en este mundo.

En el altar se ofrece el Amor . En el altar Sacramental encontramos el amor del Padre Nuestro, en el altar de difuntos entregamos el amor del Espíritu de nuestro espíritu. El amor es el camino, la verdad y la vida. Nuestro origen y destino.

Los elementos de un altar

altar de muertos casa 2014Un altar es un símbolo de los niveles hacia el cielo-: Dos niveles nos hablan del cielo y la tierra, tres niveles nos dicen del reino de los cielos, el purgatorio y la tierra. Y siete niveles son los pasos que un ánima debe de resolver en los siete pecados capitales hasta llegar al reino de los cielos. Así pues en la parte alta estará la Cruz de madera y en los niveles intermedios, acompañando las ofrendas, las imágenes de los santos a quienes pedimos que intercedan por nuestros difuntos..

Se coloca una cruz pequeña de sal en el altar que sirve como medio de purificación de los espíritus, y una cruz de ceniza que le ayudará al espíritu a salir del purgatorio. Un vaso lleno de agua, para que el difunto alivie su sed. En la tradición maya es un jarro con agua, simbolizando un cenote y la entrada al inframundo

El aroma que despide el altar es para la purificación del alma copal y te de hierbas de olor como el laurel, tomillo, mejorana, romero y manzanilla, son el ambiente aromático para crear este ambiente de encuentro y purificación.

El viento se mira en el papel picado. El color amarillo y el color morado representan respectivamente pureza y duelo.

La luz de las veladoras, velas, antorchas representan la guía para el alma, incluso la luz en su camino de vuelta al mundo de los muertos. “Todas parecen iguales, pero una brilla más, es la dedicada a tu memoria”(1)

Los frutos de la tierra están representados por diversas semillas, frutos, especias y otras bondades de la naturaleza. Aquí en la región, la calabaza dulce crece por todos lados y se hierve en piloncillo. El maíz, el cacao, cacahuates para formar patrones en el suelo. También aserrín de colores. “Polvo eres, y en polvo te convertirás” (Génesis 3,19).

Las flores adornan el altar y el sepulcro. Los pétalos de flor de cempasúchil, esparcidos hacia a la puerta de entrada del hogar, representan un camino de bienvenido a las ánimas. Es tiempo de nubes, aves de paraíso, tulipanes, amaranto, terciopelos y flores naranjas y violáceas con las que el campo se viste en esta época. en el campo..

altar de muertos 2014 abuelosPersonaliza el altar

Ponga la foto, para algunas tradiciones indígenas en la imagen es donde queda impregnado el espíritu. La muerte también es dulce, por eso se representa en calaveras de amaranto, azúcar y cacao. Con un papel en la calavera escriba el nombre de algún vivo para que se recuerde que será difunto. Y para el difunto una poesía breve a manera de “calaverita” que refiere con alegría un poco de la historia del difunto, hasta que la muerte lo sorprendió.

“Con botana y chela juan estaba en el juego,
y la parca le marcó fuera de lugar,
por eso le sacó la tarjeta de expulsión.

En el panteón está muy contento
no necesita la tele de alta definición,
su anima asiste a cada partido de fútbol”.

Y que mejor forma de recibir a cada difunto que ofreciéndole sus antojos, aunque no hay mexicano que deprecie el mole, pozole, los tacos, y los tamales. Una sopa, el guisado, el postre de su agrado será una buena ofrenda de amor personal.

Hay tanta variedad de pan de muerto, cientos tal vez. Muchos son de trigo pero el original es el pan de maíz, una ofrenda donde se comparte la fiesta del final de la cosecha. En lo personal me gustan los “tlaxcales” de esta región de Morelos.

Que no se atore tanta delicia, un atole, café, té o que mejor que una cerveza, un refine o un buen trago de vino, del que le gustaba, celebrando la alegría que el espíritu no muere y que tenemos la esperanza del dulce encuentro en el cielo.

Para que no haya duda de que rincón del altar es una ofrenda personal, ponga de adorno las herramientas de su oficio, una prenda significativa, un objeto especial, de tocador, de aseo…

Adornar el altar es un rito de amor, de gozo, de esperanza, de perdón. ¡Es su altar! así que cuelgue, pinte, escriba, construya, ponga hasta la cazuela. Calaveras de barro, cartón o yeso, representando músicos, trabajadores, ataúdes, cortejos fúnebres, animales, construya historias de amor con todos los símbolos.

La agenda del altar de muertos es diferente cada día.

En el estado de Morelos se inicia el tiempo de difuntos con la festividad de San Miguel Arcángel (28 de septiembre). Se marcan las puertas con una cruz hecha de flores aromáticas de “pericón”. Los ángeles son invocados para alejar a los demonios adversos a la cosecha y los difuntos son invitados a participar en la cosecha y se les ofrenda durante todo el mes un tamalito o una mazorca, mientras están ayudando en la cosecha. La cosecha termina con una gran fiesta y es con el altar de manteles largos.

Los altares se inician el día 28 de Octubre, que es cuando se recuerdan a las personas que murieron en algún tipo de accidente y en el lugar del fallecimiento se coloca una cruz

El 29 y 30 de octubre se celebra a los fallecidos nuevos, de no más de un año . Este altar tiene de fondo una sábana blanca adornada con pequeñas flores a modo de estrellas

El día 30 de Octubre se recuerdan a los bebes que murieron antes de ser bautizados debido a que murieron en el vientre de la madre o que murieron al momento de nacer o días posteriores, este día los padres van a las tumbas de los bebes a dejar flores de nube blanca, cempasúchil (flor de muertos) y en la casa se pone su ofrenda con juguetes, pan, leche, y agua. Al día siguiente,

El 31 de octubre, se recuerda a los niños menores de 12 años, y en las ofrendas se les coloca lo que en vida les gustaba (juguetes, comida, dulces, etc.)

El día 1° de Noviembre, durante la conmemoración del Día de Todos los Santos se recuerda a la gente en general que ha muerto de causas naturales o por enfermedades a partir de los 13 años en adelante, en las ofrendas se colocan los alimentos de su predilección en vida.

El día 2 de noviembre después de las 12 del día (según las creencia es cuando el alma de los difuntos se van) se recogen las ofrendas y se levantan los altares, se le lleva la ofrenda a sus familiares vivos (padrinos, padres, tíos, abuelos, hermanos)

1Ánimas tras el altar o el purgatorio en día de Muertos, Juan Manuel D’Acosta L., 1995

Autor entrada: Juan Manuel D'Acosta

Laico promotor y terapéita de Mision de Amor. Investigador de desarrollo de la espiritualidad en el conflicto. Lic. en Comunicación y postgrado en Psicoterapia de Pareja.

Deja un comentario