Ejercicio de hoy

Hoy Miraré el amor de Dios que da vida a mi prójimo, que me cuesta perdonar

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo…

Señor, te contemplo  presente en el Santísimo Sacramento, tu Amor de Padre Nuestro esperas que tu Espíritu Santo ilumine mi  ánimo en el camino  la verdad y la vida. Vengo a entrégate mi mente, emociones, cuerpo y relaciones personales.

Por siempre alabado ¡Cristo! nuestro Señor Sacramentado

 

 

Pide Perdón

A partir de hoy elijo reaccionar con amor,

Haz tu comunión Espiritual

No siempre podemos tener la gracia de comulgar Sacramentalmente, pero siempre la oportunidad de adorar y recibir a nuestro Señor, presente en la eucaristía en una comunión espiritual, a pesar de nuestros pecados.

Creo, Jesús mío, que estás real y verdaderamente en el cielo y en el Santísimo Sacramento del Altar.

Te amo sobre todas las cosas y deseo vivamente recibirte dentro de mi alma, pero no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven al menos espiritualmente a mi corazón. Y como si ya te hubiese recibido, te abrazo y me uno del todo a Ti. Señor, no permitas que jamás me aparte de Ti. Amén

1° Tomo Conciencia de Tu Presencia

Mientras estoy frente a mi computador, Dios está presente, a mi alrededor, en mis sensaciones, mis pensamientos y mi ser profundo; hago una pausa y tomo conciencia de su Presencia y su Amor.

2° Recibo tus dones

Qué alegría saber que la puerta grande del hogar de tu Espíritu Santo tiene forma Sacramental, pues no se cierra mi bautizo, ni mi confirmación; dos grandes portones por los que regresé al hogar del espíritu. Y la puerta angosta es sacramental de reconciliación, donde los lodos que acumulé, las manchas que cultivé y la lepra que permití es bañada, curada y envuelta en tu misericordia penitencial. Así me vistes de gran gala para entrar por la puerta del altísimo donde tu gloria es plena y el gozo del cielo te abraza. Cuán hermoso es adorar está puerta del hogar de tu Espíritu Santo, que es alimento divino, pan de ángeles, donde el Padre se entrega como hijo en Espíritu Santo y se encarna para abrir el camino de nuestra encarnación y alcanzarnos el gozo del cielo en el hogar del Espíritu San

3° Dialogo contigo Señor

Me descubres la paz profunda cuando hago oración, como ungüento delicado y tierno que frotas en mi pecho, calma mi mente y fortalece mi espíritu. Gracias por insistir que vaya a tu presencia, perdón por desistir tan fácilmente. Gracias por tu anhelo de que me mire en el amor, por ser El Amor, mi amor, quiero extenderlo en mi prójimo. Quiero descubrirlo en mi prójimo, mirarlo como tú lo miras, mirarnos con el amor que tú nos miras. Llena mi corazón de gratitud por las veces que tu Amor se me ha mostrado a través del cariño de mis acompañantes Quiero seguirte como lo hizo Pedro. “Señor, tú lo sabes todo, tú sabes que te quiero”.

4° Quien Soy

Dios te ha adoptado y llamado hijo, ahora tú recibe y adopta a Dios como tu Padre. Recibe su herencia de amor que le da sustento y sentido a tu vida, de la misma forma reconoce que tu pareja también tiene la herencia del amor de Dios. Recibe a tu pareja como el amor de Dios que te ha entregado para que con el amor que ha puesto en ti, descubras el reino de los cielos en vida. Mírate y observa como son dos flores de amor sembradas y cuidadas por Nuestro Señor.

5° Encarna el Amor

Hoy sacrificaré un gusto o un vicio por los pobres
Hoy ayudaré a que haya una comunión de hermanos
Hoy venceré la pereza de la mañana.

6° Despedida

Padre Nuestro, Ave Maria y Gloria,

Marcho en paz con tu Amor, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amen