Rosario de reconciliación para cada día de la semana

Introducción

Ten a la mano un cuadernillo, como agenda, para ir apuntando tus descubrimientos, sobre las necesidades de tu pareja y como apoyar la para resolverla. También tus necesidades y un plan para disolverlas con el Amor que ha puesto el Señor en tu espíritu. agendar como resolver o disolver los conflictos

También pequeños papeles para escribir notas a tu pareja confiándole todas las bendiciones que encuentras en tu relación. O para recordar los pensamientos, palabras y obras que hayas tenido en tu relación sin poner el Amor en primer lugar, sin pedir o aceptar el perdón.

Objetivo:

Tener una actividad para abrir el dialogo con el Espíritu de Amor del Padre Nuestro; así, apoyados en la intercesión de la Santísima Virgen María, descubrirse dialogando con tu pareja y contigo, para transformar, apoyados en el Amor.

Es una actividad personal, preferentemente frente al Santísimo. Idealmente es una actividad de pareja, dependiendo de la parálisis en que se encuentre la pareja, es una actividad preventiva y de mantenimiento de la actividad de parejas.

También funciona si se practica en un grupo de apoyo se reunieran algún día de la semana a compartir sus descubrimientos.

A quién va dirigido y en qué circunstancias:

Este rosario está dirigido a uno o los dos que integran la pareja, que en su integración enfrentan naturalmente los conflictos y la adversidad del crecimiento.

¿Qué debemos esperar?

Lo más importante en la oración es escuchar las respuestas en el fondo del corazón a las preguntas ¿que espero de Dios? ¿de mi pareja? y de mi, al entregar ese tiempo a la oración y a meditación-

Al rezar este rosario debemos esperar a que se manifieste la voluntad del Señor y que la aceptemos humildemente en paz, sabiendo que Él quiere lo mejor para nosotros. 

¿Que recibo en verdad?

Es unirse a su voluntad de amar. Ahí esta el camino, la verdad y la vida: El milagro. Un milagro es la expresión de su Amor. Descubrir la verdad y diferenciarla de nuestros deseos, juicios, prejuicios, emociones, deseos, los comentarios de la gente, la imaginación y aún nuestros sueños, caminar y vivir sin falsas esperanzas, temporales o mágicas.

Modo de rezar

Este documento contiene los misterios del rosario a meditar cada día de la semana, enfocados a reconciliar la relación de la pareja, de tal forma que en una semana unan los misterios de la vida de Cristo a los misterios de su vida como pareja.

Si hay problemas de diálogo con la pareja o el Amor parece ocultarse entre maldiciones, maleza, tizne y basura. Dialogar con Dios es la mejor manera de limpiar la conciencia. Es como el baile, si cuesta trabajo amar a tu pareja o a ti, necesitas poner un pie firme para dar el paso: amando a Dios sobre todas las cosas.

El rosario es una actividad que nunca debe faltar en nuestra vida pues es un momento de diálogo y consagración a nuestro Señor y un clamor al ruego de la Santísima Virgen María para que ruegue con nosotros e interceda por nosotros.

Invocar al Padre Nuestro es pedir la presencia de su Espíritu Santo en nuestra conciencia, sintiéndonos hijos amados, todos, sin excluir a nadie. Si Dios con nosotros, nuestro ánimo brillará con claridad en la adversidad y el conflicto, pues somos el espíritu que Dios ha sembrado para transformar la tierra con su Amor. El Amor es nuestro origen, camino y destino. Dios es Amor y te bendice. Tu eres su Amor.

Al orar, deja de repetir muchas palabras sin conciencia, el rosario es una magnífica forma de abrir los ojos de la Fe. Tan sólo considera a quién le hablamos: Le hablamos al Padre Nuestro que, por la gracia del Espíritu Santo y su encarnación en nuestro Señor Jesucristo, nos ha adoptado como hermanos en su cuerpo místico. Le hablamos a María, la mujer que Dios saluda, diciéndole “Dios te salve María”, te saluda, te habla, y tu hablas con el Señor. Así reza el rosario abriendo los ojos con la esperanza de ver la luz de la Fe que mueve montañas, la que Dios te ha concedido como regalo.

Cuando se reza el Rosario entre dos o más personas, hay un guía y los demás responden. Se alterna el inicio del Padre Nuestro y las Ave María: El primer misterio el guía empieza y todos dicen la segunda parte; el siguiente se invierte, todos comienzan la oración y el guía responde, y así sucesivamente. El “Gloria”, las jaculatorias, las últimas oraciones y las letanías, siempre las inicia el guía.

Espiritualidad

Espiritualidad es hacer que tu espíritu, que es la semilla que anima tu alma, tenga voz y voto en tu conciencia y guíe tu mente, tus emociones, tu cuerpo, tus relaciones sociales, tu imaginación y la interpretación de tus sueños. Tu espiritualidad debe de gobernar todas estas formas de tomar conciencia de la vida. Podrás tener razón, pero sin Amor pierde sentido. Podrás emocionarte pero sin amor, pierde rumbo. Podrás sentir un beso pero desde el alma es plenitud.

El Reto

Este modo de rezar el rosario es para poner pie firme en el dialogo con el Señor y la Santísima Virgen para dar los siguiente pasos hacia nuestra pareja y hacia nosotros mismos. Por eso, sea que reces en soledad o en compañía de tu pareja, se trata de compartir y confiar tus hallazgos. Hacer una entrega desde el Amor que alienta tu espíritu. Escribe a tu pareja una carta o un mensaje acerca de tus meditaciones o, que mejor, compartan dialogando “el rosario de reconciliación” unidos: el Señor, la Santísima Virgen y ustedes como pareja.

Dios los bendice, tomen su mano y dejen que los guíen al gozo de la plenitud del cielo.

Juan Manuel D’Acosta López
Consejero Terapeuta en Misión de Amor
Cel/Whatsapp +52 1 734-1295-201

La oración es un diálogo donde confiamos nuestro ser y parecer. La oración al Padre Nuestro es un compartir y confiarle las experiencias que encontramos cada día en todo momento. El Padre bueno sabe apreciar que sus hijos lo llamen y se acerquen platicándole de cualquier cosa, aunque ya esté enterado. El Padre bueno espera este momento de confidencia para escuchar y también para responder. Sin dudar Dios tiene muchas formas inimaginables de responder y guiar con su Espíritu Santo a nuestro espíritu para resolver la adversidad y el conflicto. Así que al orar esperemos la respuesta del Padre Nuestro y si invocamos a la Santísima Virgen, también esperemos la respuesta a nuestros ruegos y peticiones.

2 comentarios sobre “Rosario de reconciliación para cada día de la semana

    1. Gracias Isabel por tu mensaje. Regístrate para ver completo este documento.
      Al abrir tu cuenta tendrás acceso ¡Gratis! a múltiples páginas y actualidades en Misión de Amor.

Deja un comentario