Dialogo con tu espíritu

Hoy separaré ropa adecuada para entregarla a quien está desnudo ante la intemperie.

Señor, tómame de la mano y guíame hacia mi espíritu. Sólo quiero que el alma mi alma esté presente en mi conciencia. Quiero prepara mi alma para dialogar contigo mi Señor y con el espíritu de mi  prójimo.

Quiero sentir mi espíritu en la oración ¡Que callen mis razones y mis justificaciones, argumentos todos, pensamientos vanos, soberbios y de vanidad. Toda aquellas emociones y deseos del mundo pasajero!.

Te lo pido en nombre de Jesucristo. Amén.

 

8 sugerencias para el dialogo con tu espíritu.

¿Qué hago?

Alma mía, ante la pregunta ¿Que hago? Pregúntate a quien le estás preguntando: A tu egoísmo, a tu prójimo o al Señor. La guía que recibirás será de acuerdo a los intereses de cada uno.

Salta de alegría

Alma mía que descubras el gozo del Espíritu porque el Señor está contigo, brinca de alegría en el vientre de la tierra porque se encarnó para que resucite y conozcas el amor y la paz.

Gozo

Alma mía la felicidad es el ánimo brillando, es el alma iluminada por el Espíritu Santo, es el gozo del cielo en la tierra. Al amar descubres la felicidad verdadera, es diferente a la emoción de sentirse alegre, de mirarse satisfecho por muchas razones, diferente de la experiencia de explosión en una relación corporal o … Sigue leyendo Gozo

No pierdas el ánimo

Alma mía, tu eres el ánimo mío y pareces perderte en este momento difícil, como una tormenta que abate tu vida y con su fuerza te hace temer por tu debilidad. Se escucha como cruje la voluntad y la maldad queriendo arrancarte del amor. Escuchas  unos golpes en tu conciencia y temes abrir, no sea algún bandido … Sigue leyendo No pierdas el ánimo

¿Con qué autoridad juzgas?

Alma mía, cuando juzgas a tu prójimo, parece que fueras un juez justo y que todo lo conoces. Ante una ofensa o deuda, lo condenas y le aplicas el castigo, pero es injusto ser juez y víctima, es injusto desconocer a fondo los motivos que provocaron la ofensa o la deuda.