Sacrifica el tiempo a favor del amor.

Hoy compartiré mi limosna en la iglesia como quien comparte el fruto del trabajo

La libertad es decidir por un bien superior, es decir sacrificar lo menos importante. Y ¿Qué hay realmente más importante que el amor? Sacrificar el tiempo a favor del amor, significa tomar conciencia que entregarse a la pareja también incluye decidir por convivir tiempo juntos. Poner en primer término el amor, es decir amar. Amar a Dios sobre todas las cosas y a tu prójimo como a ti mismo, es tan sencillo como descubrir la presencia de Dios en ti y en tu pareja, ambos en comunión, en una actividad que les permita tenerse en contacto, simplemente pasar un tiempo juntos, para amarse.

Frase a meditar: Si 51, 17-27. Daré gracias al que me enseñó.

Flor de Amor: Invita a Dios en una meditación y deja que se expresen uno o varios proyecto para estar juntos. Así, con ideas para reunirse, busca a tu pareja y compártele tus descubrimientos y tu deseo de tener un proyecto donde pongan esos minutos o esas horas al servicio de su amor, sin competir o involucrar al mundo, solamente para ganar “el gusto de estar juntos”.

[contact-form 13 «Contacto CREA»]


Deja un comentario