Llevaré a algún enfermo a la misa de sanación del viernes.

Despedida

Despedida

Guía: Oh Dios, cuyo Unigénito Hijo, con su vida, muerte y resurrección, nos alcanzó el premio de la vida eterna: concédenos a quienes recordamos estos misterios del Santo Rosario, imitar lo que contienen y alcanzar lo que prometen. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor.

TODOS: Amén.

Dulce Madre no te alejes, tu vista de nosotros nunca apartes, ven con nosotros a todas partes y nunca solos nos dejes, ya que nos proteges tanto como verdadera Madre, haz que nos bendiga el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Amén.