Rosario para la reconciliación de la pareja (Lunes-Sábado)

Hoy te perdono papa de todo lo que de alguna manera me lastimo palabras acciones silencios y actitudes

Introducción

Modo de rezar el Lunes y Sábado, Misterios Gozosos

Este documento contiene la meditación de los misterios gozosos del rosario, enfocados a reconciliar la relación de la pareja, de tal forma que unan los misterios de la vida de Cristo a los misterios de su vida como pareja.

Si hay problemas de diálogo con la pareja o el Amor parece ocultarse entre maldiciones, maleza, tizne y basura. Dialogar con Dios es la mejor manera de limpiar la conciencia. Es como el baile, si cuesta trabajo amar a tu pareja o a ti, necesitas poner un pie firme para dar el paso: amando a Dios sobre todas las cosas.

El rosario es una actividad que nunca debe faltar en nuestra vida pues es un momento de diálogo y consagración a nuestro Señor y un clamor al ruego de la Santísima Virgen María para que ruegue con nosotros e interceda por nosotros.

Invocar al Padre Nuestro es pedir la presencia de su Espíritu Santo en nuestra conciencia, sintiéndonos hijos amados, todos, sin excluir a nadie. Si Dios con nosotros, nuestro ánimo brillará con claridad en la adversidad y el conflicto, pues somos el espíritu que Dios ha sembrado para transformar la tierra con su Amor. El Amor es nuestro origen, camino y destino. Dios es Amor y te bendice. Tu eres su Amor.

Al orar, deja de repetir muchas palabras sin conciencia, el rosario es una magnífica forma de abrir los ojos de la Fe. Tan sólo considera a quién le hablamos: Le hablamos al Padre Nuestro que, por la gracia del Espíritu Santo y su encarnación en nuestro Señor Jesucristo, nos ha adoptado como hermanos en su cuerpo místico. Le hablamos a María, la mujer que Dios saluda , diciéndole “Dios te salve María”, te saluda, te habla, y tu hablas con el Señor. Así reza el rosario abriendo los ojos con la esperanza de ver la luz de la Fe que mueve montañas, la que Dios te ha concedido como regalo.

Cuando se reza el Rosario entre dos o más personas, hay un guía y los demás responden. Se alterna el inicio del Padre Nuestro y las Ave María: El primer misterio el guía empieza y todos dicen la segunda parte; el siguiente se invierte, todos comienzan la oración y el guía responde, y así sucesivamente. El “Gloria”, las jaculatorias, las últimas oraciones y las letanías, siempre las inicia el guía.

NOTA:

Ten a la mano un cuadernillo, como agenda, para ir apuntando tus descubrimientos, sobre las necesidades de tu pareja y como apoyar la para resolverla. También tus necesidades y un plan para disolverlas con el Amor que ha puesto el Señor en tu espíritu. agendar como resolver o disolver los conflictos

También pequeños papeles para escribir notas a tu pareja confiándole todas las bendiciones que encuentras en tu relación. O para recordar los pensamientos, palabras y obras que hayas tenido en tu relación sin poner el Amor en primer lugar, sin pedir o aceptar el perdón