¡Cállate Satanás!

mother mary and christ figurine on black background

Alma mía, cuando buscas a Dios, cuando proclamas su presencia, cuando vas a su encuentro, cuando te encaminas a la paz, aun cuando decides orar o adorar a Dios, Satanás se opone y busca la manera de sembrar su confusión y aun el temor para que no alcances tu destino, para que no llegues a Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

YouTube player

Hay muchas maneras con las cuales se entromete en tu mente, en tus emociones o en tu imaginación y te aconseja. Es importante que reconozcas que solamente es un consejo, una tentación, de un ángel caído en desgracia. Y también tienes el consejo y la bendición de tu ángel de la guarda.  De tu decisión depende encarnar sus palabras y alejarte de Dios o vivir el amor, la paz, la libertad, el perdón y la armonía de Dios.

Sigue leyendo «¡Cállate Satanás!»

La misericordia es la justicia del Amor

landscape mountains sky man

La ley de los hombres busca proteger a las víctimas y castigar al culpable. En la justicia del Amor, se busca la libertad que fue entregada a cada ser humano y la libertad es la responsabilidad de decidir por un bien superior. ¿Cuál bien es mayor que el amor? ¿Cuál gozo mayor que ejercerlo amando a Dios sobre todas las cosas y a nuestro prójimo como a nosotros mismos?. 

YouTube player

La ley del hombre se interpreta en los tribunales, la Ley de Dios, la del Amor, se vive en la conciencia. Hay de nosotros si ante los ojos de los hombres nos convertimos en víctimas o esclavo del hermano o lo hacemos con nuestro hermano, para obtener ventaja de la ley. Pues nos echaremos el yugo del temor y la justificación.

Sigue leyendo «La misericordia es la justicia del Amor»

Haz el bien y sentirás libertad emocional

 

Esta reflexión sugiere que la libertad está vinculada con hacer el bien, y que cuanto más hacemos el bien, más libres nos sentimos. En términos generales, hacer el bien implica tomar decisiones y acciones que benefician a los demás y a la sociedad en general, en lugar de solo buscar satisfacer nuestros propios intereses egoístas.

https://youtu.be/PTbecm9yiko

En este sentido, cuando nos enfocamos en hacer el bien, estamos liberándonos de las limitaciones que pueden surgir, de centrarnos solo en nuestras necesidades y deseos personales. Estamos tomando una perspectiva más amplia y considerando las necesidades de los demás y el impacto de nuestras acciones en la comunidad.

Además, cuando hacemos el bien, estamos contribuyendo al bienestar colectivo y a la creación de una sociedad más justa y equitativa. Esto puede tener un impacto positivo en nuestra propia vida, ya que vivimos en un mundo interconectado y nuestras acciones individuales pueden tener consecuencias a nivel global.

En última instancia, la reflexión sugiere que la libertad no es solo un estado de ausencia de restricciones, sino un estado de mente y una elección de vivir una vida que esté en armonía con nuestros valores y propósitos más elevados. Al hacer el bien, nos sentimos más libres porque estamos actuando a bitcoin vanity address de manera coherente con lo que creemos, es correcto y estamos contribuyendo al bienestar de los demás y de la sociedad en general.

  1. «La libertad conlleva responsabilidad. Por eso muchos la temen.» – George Bernard Shaw
  2. «La libertad es el derecho a hacer lo que no perjudica a los demás.» – John Stuart Mill
  3. «La libertad no es la ausencia de compromisos, sino la capacidad de elegirlos.» – Paulo Coelho
  4. «Ser responsable es responder por tus acciones y decisiones. Ser libre es tener el derecho a tomarlas.» – Desconocido
  5. «La verdadera libertad no es hacer lo que se quiere, sino hacer lo que se debe.» – José Martí
  6. «La libertad nunca es dada voluntariamente por el opresor; debe ser exigida por el oprimido.» – Martin Luther King Jr.
  7. «La libertad no es un regalo que se recibe de manos de un gobierno. Es un derecho que se reclama y se defiende en las calles.» – Ai Weiwei
  8. «La libertad es una responsabilidad, no una licencia para hacer lo que se quiere.» – Desconocido
  9. «No existe libertad sin responsabilidad, ni responsabilidad sin libertad.» – Walter J. Lippmann
  10. «La verdadera libertad implica aceptar las consecuencias de nuestras acciones y decisiones.» – Desconocido

Querido Dios:

Te pido que me guíes en mi camino para hacer el bien y contribuir positivamente al mundo que me rodea. Ayúdame a tomar decisiones que beneficien no solo a mí mismo/a, sino también a los demás y a la comunidad en general.

Permíteme tener una perspectiva amplia y compasiva, para poder ver más allá de mis propios intereses egoístas y considerar las necesidades de los demás. Ayúdame a ser consciente del impacto de mis acciones y a elegir siempre el camino que beneficie al bienestar colectivo.

Te pido que me des la fuerza y la motivación para seguir haciendo el bien, incluso cuando pueda ser difícil o poco gratificante. Ayúdame a mantenerme fiel a mis valores y propósitos más elevados, y a encontrar la libertad en la elección de vivir una vida que esté en armonía con ellos.

Gracias por tu guía y apoyo en este camino. Que pueda ser una luz positiva en el mundo y encontrar la libertad en hacer el bien.

Amén

Sigue leyendo «Haz el bien y sentirás libertad emocional»

Permíteme sentirme en paz conmigo mismo/a y mi sexualidad

«Señor, tú lo sabes todo, tú sabes que te quiero»( Juan 21:15-19). Hay tantas cosas que me separan de ti y que están influyendo en mi vida, quiero estar contigo, quiero detenerme y platicarte como Padre e hij@. Hacer esta pausa y permitirte que guíes mis decisiones en este preciso momento.

Sana mi corazón y mi alma de las heridas emocionales que me llevan a buscar consuelo en el sexo

Sigue leyendo «Permíteme sentirme en paz conmigo mismo/a y mi sexualidad»

Reconciliación (Videos)

landscape man love people

Reconciliar es volver a tomar el mismo rumbo y sentido. Y lo único que contiene el rumbo y sentido es el Amor. Pero el amor no es una idea o un efecto bioquímico o neurológico, el amor es lo que alienta tu espíritu… Dios es Amor y tú eres una expresión del amor de Dios, eres su amor encarnado, eres un amor, y amor es lo que en realidad puedes dar… si quieres sentir el amor, deja de mirarte como una cisterna que tiene que ser llena y reconoce que eres un ojo de agua de amor, entrega el amor y tendrás la paz, el gozo, la fortaleza, la paciencia, generosidad, bondad y la misericordia que te subraya que eres un ojo de agua del amor.

El amor es la mejor versión de ti, es la luz de tu alma, el espíritu de tu lucha, el aliento en la desesperanza, el consuelo en el duelo, la guía en la oscuridad, el gobierno de la naturaleza, el límite de la oscuridad, la esperanza en el valle de lágrimas…

Ahora lo sabes, deja de pensar que el amor se termina, el amor lo bloqueamos con temores, rencores, resentimientos, heridas que no han sanado… defendemos la mejor versión de nosotros, pero en la pareja el amor es el lenguaje donde la razón y la emoción tienen sentido, donde la caricia o la entrega tiene cielo, donde la compasión se hace vida, con la imaginación y en sueños se ansía el presente eterno, pues en el presente eterno encontramos a Dios, el Amor infinito, creador y misericordioso.

Pon pie firme en el Amor de Dios y para dar el paso de amar a tu prójimo y a ti.

Oración para la reconciliación de pareja

Padre Nuestro ante ti somos quienes somos, pues has sido fiel a nosotros en lo próspero y en lo adverso, en la salud y la enfermedad, y nos has amado y respetado. Conoces nuestro pensamiento y sentimientos anidados hasta en lo más profundo de nuestro corazón. Nos amas hasta el extremo de dar la vida por nosotros.

Padre Nuestro creador del cielo y la tierra, de lo visible y lo invisible Todo lo sabes y todo es tuyo y sin embargo esperas pacientemente y con misericordia que te abramos la puerta para ayudarnos a poner en orden nuestra conciencia y retomar el rumbo del amor.

Padre Nuestro en Cristo, quiero reconciliarme contigo antes que a nadie: Te pido me perdones por no ponerte en primer lugar, amándote sobre todas las cosas. Tú eres el amor, origen, camino y destino de nuestra vida. Perdóname por olvidar amar. Perdóname por juzgar el bien y el mal y condenar y condenarme en mis juicios y justificaciones. Y hacerme esclavo de mis propias razones, como si todo lo supiera, como si conociera lo visible y lo invisible. Como si mi nombre fuera santificado. Perdóname por preferir el mundo al paraíso de tu amor. Perdóname por no cerrar mi puerta aunque fueran 10 minutos al día, para dialogar contigo.

Padre Nuestro clamo a tu Espíritu Santo, dame tu perdón para mirarme con el amor que me creaste y perdonarme por aquellos juicios que profería, por aquello que maldecía, por aquello que dejé de bendecir, por esa palabra que oculte, por esa ternura que detuve, por esa piedad que escondí, por esa soberbia y vanidad con que cubría la luz de tu amor en mí y en mi prójimo. Perdóname pues quiero perdonarme y transformar mis debilidades, mis defectos, mis ofensas, mis juicios en una bendición. Quiero bendecirme y bendecir a mi prójimo.

Padre Nuestro, Dios trino y uno, dame tu perdón para pedirle el perdón a mi prójimo, a mi pareja, pues también es tu amor mi prójimo. Ayúdame a perdonarle cualquier ofensa, de palabra, obra o de omisión. A quitar mis juicios, sentencias y castigos que le he impuesto y que me han esclavizado, nos han esclavizado y hemos perdido la libertad donde decidimos por el amor y así nos responsabilizamos de nuestros errores y aciertos. Ayúdame a descubrir el amor junto con mi pareja, para que reconciliados tú y nosotros limpiemos maleza, cochambre, tizne, resentimientos y rencores y caminemos en tu amor, hasta el fin de los tiempos.

En nombre de Jesucristo con tu Espíritu Santo te pido Padre Nuestro por esta reconciliación y ruego a Santa María Virgen, a los ángeles y a los Santos que intercedan por nosotros ante Dios nuestro Señor.

AMEN

ORACIÓN BREVE

Oh Jesús, a través de tu compasión, enséñanos a perdonar desde el amor, enséñanos a olvidar desde la humildad.

Ayúdanos a examinar nuestro corazón y a ver si hay alguna herida no perdonada, o alguna amargura sin olvido.

Permite que el Espíritu Santo penetre en mi espíritu y remueva todo rastro de enojo.

Derrama tu amor, paz y alegría en nuestros corazones, en proporción a nuestro vacío de propia complacencia, vanidad, ira y ambición .

Ayúdanos a cargar con ánimo la Cruz de Cristo.

Amén

Responsable de la publicación:
Juan Manuel D’Acosta López
Consejero Terapeuta en Misión de Amor

Rosario para la reconciliación de la pareja

YouTube player

Rosario para la reconciliación de la Pareja en Libro Electrónico y ADEMAS el MP3

Libro digital en PDF con el modo completo de rezar el rosario.
50 meditaciones enfocadas a la reconciliación de pareja.

Deja de invocar tu egoísmo

Alma mía, el Señor insiste en que pongas su palabra en tu vida, que la encarnes y la extiendas como bendición por el mundo. Simplementela escucha de su palabra parece difícil, pues hay tanto ruido en las preocupaciones y rencores, en el temor y los egoísmos del corazón, que alzarse sobre ese ruido requiere negarse y cerrar la puerta de los sentidos y las emociones para entender y comprender la palabra del Señor. Alma mía, su palabra tiene la fuerza y el sentido de lo que tanto anhelas.

Sigue leyendo «Deja de invocar tu egoísmo»

¿Cuál es el rumbo de tu vida…?

cual es el rumbo de tu vida

Trabajar… estudiar, tener familia, tener dinero… amar

Cada día detente unos minutos para meditar y contemplar en oración…el rumbo de tu vida

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo

Señor Dios, quiero ser dócil a Dios, dejarte obrar, que se haga tu divina voluntad. Te busco Señor en el Espíritu Santo que une al Padre Nuestro con Jesús está en mi…

Acepta

Te busco para aceptar la presencia de tu Amor en mi

Te busco para aceptar mi presencia en tu Amor

Te busco como un pequeño que llama a su padre en la oscuridad de un bosque

Padre Dios, Padre en Jesús nuestro Señor, Padre Nuestro, Padre en el Espíritu Santo que nunca me abandonas, que estoy en tu presencia. Que estas presente en mi.

Padre de Amor eterno, me miro en tu amor eterno.

Tu Amor es mi origen, eres mi creador. Eres la voluntad que me encarna, me guía, fortalece, consuela, protege, me sana y corrige mis errores. Soy el motivo de tu misericordia.

Tu Amor sólo quiere llevarme por el camino hacia tu plenitud. Señor me amas. Acepto que me amas. Acepto que me has entregado la misión de Amar con el Amor que me das y me sostiene en verdad.

Acepto que soy tu Amor y tu Amor es verdad y la verdad está en mí. En la verdad soy libre, la libertad del Amor está en mi. Decido por el camino, la verdad y la vida del Amor.

Dios mío, soy expresión de tu Amor, alma encarnada en esta tierra. Soy semilla de tu Amor sembrada en esta tierra para transformar tu creación con Amor.

Así como la misión de la semilla es transformar la tierra y crecer hasta florecer, dar frutos y ser el instrumento para entregar más semillas a la tierra

Así has sembrado conmigo y en mi tu semilla de Amor. Amor es lo que en verdad puedo dar, en verdad soy libre y en verdad soy un Amor. Soy libre cuando decido con tu Amor.

Señor, eres el sembrador, te entrego mis debilidades para que me fortalezcas.

Te entrego las heridas de mi pasado para que las sanes con el perdón con que me cultivas, para que sanes mis resentimientos y deseos vanos de venganza.

Entrego a tu perdón mis ofensas y las ofensas que recibí, me apropié y cultive como cizaña y espino, Ofensas que ahogan y sofocan tu amor, tu cultivo. Te confío a tu misericordia: mi maleza, mis desvíos, resentimientos y heridas del pasado

Jesús, te confío a tu misericordia también los juicios que me esclavizan, pues soy víctima, juez y verdugo atenta a que se cumpla cada letra de mi sentencia, que se enredan en mi crecimiento.

Jesús, te confío a tu misericordia los pensamientos que me inquietan, los celos que me enferman, los temores que me paralizan y deprimen. Que interfieren la altura y profundidad que tu esperas que alcance en tu Amor

Jesús, te confío a tu misericordia mi imaginación que me provoca ansiedad y los sueños que ocultan la paz con que me nutres.

Cuando siento paz descubro la presencia de tu Amor. Descubro mi espíritu enamorado de tu Espíritu Santo.

Sabes Señor yo creo que mi espíritu es como el pesebre donde te acunas, donde se anida tu Amor de Dios. Así, también en, mi se anida la plenitud de la purísima concepción de la Santísima Virgen María, la alegría de San José, la paz en la tierra a los hombres de buena voluntad.

Mi espíritu es el pesebre donde estás tu, donde se encarna el Amor. Donde descubres que mi misión es acunar el Amor, que mi origen es la voluntad del Amor de Dios.

Cuando miro el pesebre de mi espíritu miro el camino del Amor de Dios, me miro en la voluntad de Dios y miro la voluntad de Dios en mi.

En el pesebre de mi espíritu está mi destino, pues estar presente en el Amor de Padre Nuestro es mi destino. Cuando en mi pesebre contemplo, el rumbo de mi destino veo que recibir a Jesús es la voluntad de Dios. El Amor en Jesús me muestra que el destino de toda humanidad es vivir el Amor en la casa del Padre Nuestro, en su creación, en todo lo visible e invisible, en su reino, en su voluntad.

Quiero mirar mi pesebre, quiero detener mis pensamientos que juzgan, condenan y separan. Pues en el pesebre está la misericordia que nos une y nos guía. En el pesebre recibo al Espíritu Santo que me habla. Está presente y mi presencia escucha el Espíritu Santo. Tu Espiritu Santo de Amor está recostado en mi y colma mi hambre y fortalece mi debilidad, consuela y remedia mi duelo, perdona mi ofensa y transforma con misericordia mis errores en bendición, sana mi malestar que contraría el bienestar del Amor.

Quiero mirar mi pesebre:

Apaciguo mi cuerpo con una posición cómoda para que no observe mi tu cuerpo… Espalda recta, plantas de los pies bien apoyadas, manos sobre las piernas… que se relaje, se afloje, se apacigüe.

Apaciguo mi mente pidiéndole que sólo invoque a Jesús y en Jesús confíe. Que sólo diga mentalmente: “Jesús en ti confío”

Apaciguo mis emociones respirando suave y profundamente como el mar calmo que llega a la playa. Al inhalar invoco diciendo Jesús y el exhalar confío.

  • Tomo aire: Jesús…
  • Suelto el Aire: en ti confió…
  • Dejo pasar el ruido sin prestarle atención.
  • Dejo pasar los pensamientos sin detenerme a observarlos.
  • Dejo pasar el dicho de las personas, sin juzgar.
  • Dejo de pensar en mis sueños
  • Apaciguo mi imaginación
  • Me miró presente en la voluntad del Amor.
  • Dejo de entretenerme en el mundo para presenciar la gloria del Amor de Dios. Para aceptar que estoy presente en la gloria del Amor y la voluntad de Dios.
  • Asienta tu consciencia en el pesebre donde el Amor de Dios se acuna, te bendice y se anida en ti.
  • “Jesús en ti confío” mi pesebre a tu Amor
  • “Jesús en ti confío” la paz
  • “Jesús en ti confío” mi voluntad de Dios
  • “Jesús en ti confío” mis proyectos.

Dile como la Santísima Virgen María “hágase tu voluntad…” para que se construyas proyectando desde Dios, desde la voluntad del Amor.

¿quién como Dios? Dios creador, Dios hecho humanidad, Dios enamorado de la humanidad

“Jesús en ti confío” el ruido, confío a tu voluntad el ruido que me aparta

“Jesús en ti confío” el ruido de mis preocupaciones sobre lo que pasará, confío que estas presente con Jesús

“Jesús en ti confío” el ruido de mis heridas y resentimientos

“Jesús en ti confío” la ofrenda del ruido de las molestias y padecimientos de mi cuerpo.

“Jesús en ti confío” lo que dice la gente

“Jesús en ti confío” lo que piden

“Jesús en ti confío” lo que juzgan

“Jesús en ti confío” lo que ofenden.

“Jesús en ti confío” las almas de mis difuntos y de las ánimas del purgatorio por quienes pueda interceder, dales a luz perpetua, que descansen en paz

“Jesús en ti confío” la maleza que he aceptado.

“Jesús en ti confío”La maldad que he realizado

“Jesús en ti confío” el egoísmo que he preferido alimentado.

“Jesús en ti confío” Que mis errores contra el amor no sean un muro que me separa del pesebre de tu Amor.

“Jesús en ti confío” Que mis errores y debilidades sea lo que me une a ti.

Creo en tu misericordia con la que esperas crear en mi

Tu misericordia Señor cree en mi

Tu misericordia está presente en mi pesebre para quitar los límites de tu egoísmo

Tu misericordia esta presente en mí para que comulgue con el Padre que es nuestro.

Tu Misericordia me ve. Pues siempre estás presente pues no eres ajeno a su creación

Me miras con Misericordia. Miro como se manifiesta tu misericordia y te acercas a mi, me abrazas, me tocas y tocas lo que me toca, caminas en mi camino, vives en mi vida.

Tu Misericordia viene a mi encuentro antes que mi nacimiento, antes que yo te búsque.

Me observas con misericordia. Eres Cristo que me observa y parece estar en silencio porque mi soberbia, mi egoísmo, mi aislamiento, mi vanidad… cubren tus observaciones

Quiero permitir que Dios exprese en mi sus observaciones… Su divina voluntad

Quiero su expresión de Amor en mi locura mundana

Quiero su expresión de Amor en la oscuridad del duelo

Quiero su expresión de Amor en la miseria y el error

Quiero su expresión de Amor en cualquier decisión

¡Quiero a tu Espíritu Santo en mi!

Tu Espíritu Santo en mi, invoca el Amor del Padre Nuestro

Tu Espíritu Santo en mi, es el Amor que me une al Padre Nuestro con la humanidad de Jesús.

Tu Espíritu Santo en mi, es el Amor que une la humanidad con Jesús.

Tu Espíritu Santo en mi, invoca la humanidad de Jesús.

Tu Espíritu Santo en mi Ilumina… mi historia, mis debilidades, mi camino, con tu infinito Amor

Tu Espíritu Santo en mi es el Amor de Dios que me cuida, me guía y me cuida.

Tu Espíritu Santo en mi Ilumina el mundo que habito.

Tu Espíritu Santo en mi es la presencia que aguarda, silenciosa y callada que entregue mi débil voluntad

Tu Espíritu Santo en mi espera para que me aceptes en la Creación de Amor

Tu Espíritu Santo en mi confía que confiarás en su voluntad.

Tu Espíritu Santo en mi es el Padre Nuestro que quiere que te decidas decidas a recibir en Cristo el abrazo de Amor

Tu Espíritu Santo en mi es un encuentro intimo con Dios.

Vigilia al Padre en Jesús con el Espíritu Santo

TODOS: En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo

JEFE DE TURNO: En esta oración ante la imagen del Padre en Jesús, queremos prepararnos a recibir y disponernos a cooperar con la gracia divina que emana del misterio pascual de Cristo, con el Espíritu Santo, de quien reciben su poder todos los sacramentos y sacramentales» (Catecismo de la IC, 1670).

Sigue leyendo «Vigilia al Padre en Jesús con el Espíritu Santo»