Paciencia

Paciencia, deja que el Espíritu Santo te muestre la paciencia, perdón y amor que tu espíritu alcanza en la humildad … “levántate, toma tu camilla y anda»Alma mía, de pronto parece que la obscuridad se apodera de tu vida, te descubres paralizada y aprisionada, reconoces la desolación y aquel camino de libertad que antes creías entender en tu paso por la tierra parece un recuerdo lleno de melancolía. Tal vez busques culpables y te reproches a ti misma tus errores y debilidades; tratando de justificar el desierto que vives. Pero en el fondo de tu corazón reconoces la presencia del amor que clama por expresarse y liberarte de tu prisión. Tu amor parece escondido en una prisión

Sigue leyendo «Paciencia»

Llaman las campanas a misa

Primera llamada

Llaman las campanas a la Santa Misa por primera vez, a la asamblea, a reunirse. Algunos se preparan, en la primera de tres llamadas, a cumplir el compromiso que manda. Hay quienes añoran ir al encuentro con Cristo, a descubrirse con el hijo del padre, a escucharlo en cada lectura, a mirar como se consagra, como llega a nuestro encuentro en el beso divino de la comunión. A convertirnos en custodias vivientes.

Sigue leyendo «Llaman las campanas a misa»

Oración para la reconciliación de pareja

Padre Nuestro ante ti somos quienes somos, pues has sido fiel a nosotros en lo prospero y en lo adverso, en la salud y la enfermedad, y nos has amado y respetado. Conoces nuestro pensamiento y sentimientos anidados hasta en lo más profundo de nuestro corazón. Nos amas hasta el extremo de dar la vida por nosotros. Sigue leyendo «Oración para la reconciliación de pareja»

¡Se libre en verdad! mírate amando

La libertad es usar la capacidad de decidir por un bien superior y el bien superior es el Amor, es amar.

En la libertad se vive el gozo, la paz, el autocontrol, la fidelidad, la amabilidad, la paciencia  del Espíritu del Amor. Tú eres una expresión del Amor del Señor, del Espíritu Santo, eres espíritu del Amor, Amor encarnado. Amar es lo que en verdad puedes dar, pues eres Amor. Sigue leyendo «¡Se libre en verdad! mírate amando»

Inicia tu transformación con Ayuno y Abstinencia

Una sola comida fuerte al día, sólo agua, eso es ayuno.

Más que un sacrificio el ayuno y la abstinencia son una ofrenda de amor y gratitud al Señor. En lugar de concentrarte en comer, usa ese espacio para dialogar con el Señor. Deja de pensar en la carne y concentra tu atención en el espíritu. Sigue leyendo «Inicia tu transformación con Ayuno y Abstinencia»

La herencia del divorcio

  • Los matrimonios no se divorcian, son las familias quienes lo hacen por herencia.

La separación por rompimiento de la pareja queda en la herencia familiar. El escudo de Armas que habla de las batallas y los honores conquistados se modifica para entregarles a los hijos un reino dividido.  Muchos dirán que los hijos comprenden, tal vez lo hagan, pero no olvidan y el perdón será la esperanza mayor para vivir el Amor como Dios Manda.  Sigue leyendo «La herencia del divorcio»

No te desanimes, eres un Amor.

Alma mía, en tu duelo, tu carencia, tu desesperanza, al caminar desanimada. ¿a donde mira tu corazón? ¿hacia el cielo o la tierra? Si levantas la cabeza verás cuan grande es la misericordia del Señor y frente a ti verás su presencia, el camino, la verdad y la vida. Pero si tus ojos se clavan en la tierra dejaras de contemplarte en los milagros que el Señor hace en todo lugar del universo y tú eres un Amor del universo. Sigue leyendo «No te desanimes, eres un Amor.»

Ejercicio espiritual medita sobre la separación

Te has topado con lo duro de mi cabeza y de mi corazón.

Encontraste mi egoísmo que se resiste a ser señalada/o siquiera.
Mi soberbia estima que todo lo puedo y mi humildad me recuerda que sólo en ti lo puedo.
Por eso quiero hacer esta pausa y sentir tu Presencia, que me da la Vida, en mi cuerpo, en mi mente, en mi corazón, en este momento... ahora...

Leer más

La comunión con el resucitado

¿Cómo puede Dios transformar la maldición en bendición?

Mi Señor, manantial creador, estoy deseando tener conciencia de que tu estas aquí. Sé que estás pero mis ojos sólo miran cuerpos y mis oídos no saben escuchar el espíritu de quienes me rodean, empezando por tu Santo Espíritu. Me he centrado en mis propios sentimientos y razones y he dejado de alimentar mi conciencia del manantial que Tú nos das en cada espíritu. El espíritu donde está el soplo divino que infundiste en nuestra alma para continuar tu creación en la tierra. Sigue leyendo «La comunión con el resucitado»

Yo Soy

Alma mía confía tu dolor y entregarlo en oración a nuestro Señor. Somos su familia, Él es el Padre Nuestro y con Cristo y el Espíritu Santo nunca nos ha abandonado. Siempre estamos en su Sagrado Corazón y espera el momento de iluminar nuestra mente, emociones, cuerpo y relaciones personales con la luz de su Espíritu Santo a través de nuestro espíritu.

Leer más