¡Oferta!

Novena a San Judas Tadeo Descarga MP3

$125.00 $99.00

Precio en pesos Mexicanos

Precio en Dólares Americanos: USD$ 5.17

Precio en Euros: EUR € 4.55

10 grabaciones para acompañar la devoción de la novena a San Judas Tadeo, además la oración del Morralito.

Escucha el Demo

 

SKU: SANJUDNOV Categorías: , , , , Etiquetas: ,

Descripción

Médios de Pago

San Judas Tadeo, Apóstol de los Necesitados

San Judas Tadeo estaba íntimamente relacionado con nuestro Señor por su parentesco con San Joaquín y Santa Ana, padres de la Santísima Virgen. Sobrino nieto de estos dos santos, es a la vez sobrino de María y José, de donde resulta ser primo de nuestro Señor.

Judas es hermano del Apóstol Santiago el Menor. Tenía otros dos hermanos a quienes llama el Evangelio “hermanos” de Jesús. Cuando nuestro Señor regresó de Judea a Nazaret, comenzó a enseñar en la sinagoga. Las gentes que le oían estaban asombradas y decían: ¿De dónde ha llegado tanta sabiduría y ese poder de hacer milagros? ¿No es el hijo del carpintero? ¿No se llama María su madre? ¿No son sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas?” (Mt. 13,54)

CARTA DE SAN JUDAS TADEO*

Judas 1-7:  Judas, servidor de Jesucristo y hermano de Santiago, a los que fueron llamados a la fe, amados por Dios Padre y guardados en Cristo Jesús. Reine entre ustedes la misericordia, la paz y el amor.  

 Amadísimos, tenía un gran deseo de escribirles acerca de nuestra común salvación, y me sentí obligado a hacerlo para exhortarlos a luchar por la  fe que Dios entregó de una vez para siempre a sus Santos.  Porque se han infiltrado en medio de ustedes ciertas personas ya señaladas para la condenación, gente impía que hacen de la gracia de nuestro Dios un pretexto para su libertinaje y niegan a nuestro único Dueño y Señor Jesucristo   .Saludo y motivos de la carta.

Quiero recordarles algo que ya saben, y es que el Señor, después de liberar a su pueblo de el país de Egipto, intervino por segunda vez para entregar a la muerte a los que no creyeron. Lo mismo lo hizo con los ángeles que no mantuvieron su dignidad y abandonaron su propia morada: Dios los encerró en cárceles eternas, en profundas tinieblas, hasta que llegue el gran día del Juicio. De igual modo sentenció a Sodoma, Gomorra y las ciudades vecinas que se entrgaban a la prostitución y se dejaban llevar por sus instintos; éstas son ahora una advertencia de el fuego eterno. Intervino por segunda vez para entregar a la muerte a los que no creyeron

Judas, siervo de Jesucristo y hermano de Santiago, a los que han sido llamados y se mantienen en el amor de Dios Padre y en la entrega a Jesucristo. Que la misericordia, la paz y el amor abunden en ustedes.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.



Publicaciones originales

Compatibles con celular, tablet o PC. Comparte o Imprime.
0

Tu carrito