Cómo rezar el rosario para difuntos de Difuntos el miércoles y domingo

Hoy le pediré a mi conciencia que cuente cuantos milagros descubro en el día

CONCLUSION

Guía: Dios te salve, María Santísima Hija de Dios Padre, Virgen purísima antes del parto, en tus manos encomendamos nuestra Fe para que la ilumines, llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de Tu vientre Jesús,
Todos: Santa María…

Guía: Dios te salve, María Santísima, Madre de Dios Hijo, Virgen purísima en el parto, en tus manos encomendamos nuestra Esperanza para que la alientes, llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de Tu vientre Jesús,
Todos: Santa María…

Guía: Dios te salve María Santísima, Esposa de Dios Espíritu Santo, Virgen purísima después del parto, en tus manos encomendamos nuestra Caridad para que la inflames, las necesidades de Tu obra y las nuestras para que las remedies y las almas de toda la humanidad para que las salves, llena eres de gracia el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de Tu vientre Jesús,
Todos: Santa María…

Guía: Dios te salve María Santísima, templo trono y Sagrario de la Santísima Trinidad, Virgen concebida sin la culpa original

SALVE

Todos: Dios te salve, Reina y Madre, Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve a Ti llamamos, los desterrados hijos de Eva, a ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. ¡Ea!, pues, Señora abogada nuestra, vuelve a nosotros esos Tus ojos misericordioso y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de Tu vientre, ¡Oh clemente!, ¡Oh piadosa!, ¡Oh dulce siempre Virgen María! Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las divinas gracias y promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.

LETANIA

Señor, ten piedad de nosotros
TODOS: Señor, ten piedad de nosotros

Cristo, ten piedad de nosotros
TODOS: Cristo, ten piedad de nosotros

Señor, ten piedad de nosotros
TODOS: Señor, ten piedad de nosotros

Cristo, óyenos
TODOS: Cristo, óyenos

Cristo, escúchanos
TODOS: Cristo, escúchanos

Dios, Padre Celestial
TODOS: Ten piedad de nosotros

Dios, Hijo Redentor del mundo
TODOS: Ten piedad de nosotros

Dios Espíritu Santo
TODOS: Ten piedad de nosotros

Santísima Trinidad, que eres un solo Dios
TODOS: Ten piedad de nosotros

(A cada una de las siguientes letanías responderemos Ruega por el(ella) y por nosotros

Santa María.
TODOS: Ruega por el(ella) y por nosotros
Santa Madre de Dios.
Santa Virgen de las vírgenes.
Madre de Jesucristo.
Madre de la Iglesia.
Madre de la divina gracia.
Madre purísima.
Madre castísima.
Madre intacta.
Madre Inmaculada.
Madre amable
Madre admirable.
Madre del buen consejo.
Madre del Creador.
Madre del Salvador.
Virgen prudentísima.
Virgen venerable.
Virgen laudable.
Virgen poderosa.
Virgen clemente.
Virgen fiel.
Espejo de justicia.
Trono de sabiduría.
Causa de nuestra alegría.
Vaso espiritual de elección.
Vaso digno de honor.
Vaso insigne de devoción.
Rosa Mística.
Torre de David.
Torre de marfil.
Casa de oro.
Arca de la alianza.
Puerta del cielo.
Estrella de la mañana.
Salud de los enfermos.
Refugio de los pecadores.
Consuelo de los afligidos.
Auxilio de los cristianos.
Reina de los ángeles.
Reina de los patriarcas.
Reina de los profetas.
Reina de los apóstoles.
Reina de los mártires.
Reina de los confesores.
Reina de las vírgenes.
Reina de todos los santos.
Reina concebida sin pecado original.
Reina elevada al cielo.
Reina de la Paz Reina del Santísimo Rosario.
Reina de México y de la humanidad

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo,
TODOS: Perdónanos Señor

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo,
TODOS: Escúchanos Señor

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo,
TODOS: Ten piedad y misericordia de nosotros

TODOS: Bajo Tu amparo nos acogemos santa Madre de Dios no desprecies nuestras súplicas en las necesidades, antes bien líbranos de todos los peligros ¡Oh Virgen gloriosa y bendita!.

Ruega por el(ella) y por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las divinas gracias y promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Te rogamos Señor, infundas Tu Gracia en nuestras almas para los que por el anuncio del ángel hemos conocido la Encarnación de Tu Hijo Jesucristo, por Su Pasión y Su Cruz, seamos llevados a la gloria de la Resurrección, por el mismo Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Señor Dios que nos dejaste la señal de Tu sagrada vida, pasión y muerte, la Sábana Santa en la cual fue envuelto Tu Cuerpo santísimo, cuando por José fuiste bajado de la Cruz, concédenos Señor ¡Oh piadosísimo Señor! que por Tu muerte y sepultura santa, sean llevadas las almas de vuestros siervos a descansar a la gloria de la Resurrección, donde vives y reinas con Dios Padre en la unidad del Espíritu Santo, Dios por todos los siglos y de los siglos, Amén.