Red de amor: Disfruta la Sagrada Comunión

El momento más sublime que vive la humanidad es la consagración de Cristo en la Sagrada Eucaristía. Deja la Gloria del Padre Nuestro para encarnarse a nuestro encuentro. Ir al encuentro de su Santa Presencia es posible y necesario. Pues que mejor alimento para el amor que el Amor. El verbo se hizo carne y habito entre nosotros. Nos dejó su palabra y está preso del amor que nos tiene en el Sagrario, esperando redimir y guiarnos con nuestra cruz hasta la resurrección. Al comulgar te conviertes en Custodia viviente que va a donde tú estés y llega hasta donde la lleves, que mejor que llevarla donde está tu pareja.

Sigue leyendo «Red de amor: Disfruta la Sagrada Comunión»

Contempla cada día a Dios en nuestra vida

En la parábola del Hijo prodigo hay un momento en que el hijo mira al padre a la distancia, se reconoce indigno, pero quiere mirarse en el padre, quiere contemplar a su padre en su vida. Cuánto más caminas hacia la presencia de Dios, más sensibles eres del dolor, del cuerpo, de la frustración, la tristeza, la soledad, más conscientes de las limitaciones, la debilidad, la impotencia, la confusión, el caos y la tentación.

Sigue leyendo «Contempla cada día a Dios en nuestra vida»