Devocionario con Cantoral, Novenario y Rosarios, por los difuntos
¡OFERTA! de $ 80 a MX$ 67
Añadir al carrito

Devocionario con el modo de rezar Rosario y Novenario para Difuntos
¡OFERTA! de $45 a MX$ 35
Añadir al carrito

Ritual completo por tus difuntos con el modo de rezar
¡OFERTA! de $110 a MX$ 88
Añadir al carrito

Rosario al Padre en Jesús con el Espiritu Santo

TODOS: En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo

JEFE DE TURNO: En esta oración ante la imagen del Padre en Jesús, queremos prepararnos a recibir y disponernos a cooperar con la gracia divina que emana del misterio pascual de Cristo, de quien reciben su poder todos los sacramentos y sacramentales” (Catecismo de la IC, 1670).

-Señor, escucha mi oración

R: -Y llegue a ti mi clamor

(EN AUSENCIA DE SACERDOTE O DIACONO EL JEFE DE TURNO DICE:)

ORACION PREPARATORIA

Oremos:

Dios omnipotente, fuente y origen de toda bendición, dador de todos los bienes, te suplicamos humildemente que ante tu representación en la imagen del Padre en Jesús, nos perdones y bendigas, para que dedicándonos a buenas obras, merezcamos conseguir la salud del alma y del cuerpo, la gracia de la santificación, y que por la ayuda de tu misericordia me esfuerce en evitar la acechanzas y engaños del mal, mereciendo resucitar aparecer ante ti.

Te lo pedimos por Cristo, nuestro Señor, que vive y reina por los siglos de los siglos.

R.- Amén

JEFE DE TURNO: En esta oración ante la imagen del Padre en Jesús, queremos prepararnos a recibir y disponernos a cooperar con la gracia divina que emana del misterio pascual de Cristo, de quien reciben su poder todos los sacramentos y sacramentales” (Catecismo de la IC, 1670).

LECTURA BREVE:

Monición:

LECTOR: Somos la Semillas de amor que nuestro Padre Dios ha sembrado para bendecir y crecer su amor.

1ª Lectura del libro del Génesis

(Génesis 1,28-31)

Creó, pues, Dios al ser humano a imagen suya, a imagen de Dios le creó, macho y hembra los creó. Y bendíjolos Dios, y díjoles Dios: «Sed fecundos y multiplicaos y henchid la tierra y sometedla; mandad en los peces del mar y en las aves de los cielos y en todo animal que serpentea sobre la tierra.» Dijo Dios: «Ved que os he dado toda hierba de semilla que existe sobre la faz de toda la tierra, así como todo árbol que lleva fruto de semilla; para vosotros será de alimento. Y a todo animal terrestre, y a toda ave de los cielos y a toda sierpe de sobre la tierra, animada de vida, toda la hierba verde les doy de alimento.» Y así fue.

2ª LECTURA:

Monición:

Unidos a Cristo por el misterio de nuestro bautizo tenemos un cuerpo espiritual que nos une para salvar a nuestro prójimo

LECTOR: De la primera carta del Apóstol San Pablo a los corintios (15,33-49)

¡Necio! Lo que tú siembras no revive si no muere. Y lo que tú siembras no es el cuerpo que va a brotar, sino un simple grano, de trigo por ejemplo o de alguna otra planta. Y Dios le da un cuerpo a su voluntad: a cada semilla un cuerpo peculiar. No toda carne es igual, sino que una es la carne de los hombres, otra la de los animales, otra la de las aves, otra la de los peces.

Hay cuerpos celestes y cuerpos terrestres; pero uno es el resplandor de los cuerpos celestes y otro el de los cuerpos terrestres. Uno es el resplandor del sol, otro el de la luna, otro el de las estrellas. Y una estrella difiere de otra en resplandor. Así también en la resurrección de los muertos: se siembra corrupción, resucita incorrupción; se siembra vileza, resucita gloria; se siembra debilidad, resucita fortaleza; se siembra un cuerpo natural, resucita un cuerpo espiritual. Pues si hay un cuerpo natural, hay también un cuerpo espiritual.

LECTURA BREVE:

DE PIE

Monición:

Somos tierra donde Jesús siembra para que nazca el espíritu de amor y perdón y se extienda por todas las regiones.

LECTOR: Lectura del Santo evangelio según San Mateo (Mt 13, 18-24)

«Vosotros, pues, escuchad la parábola del sembrador. Sucede a todo el que oye la Palabra del Reino y no la comprende, que viene el Maligno y arrebata lo sembrado en su corazón: éste es el que fue sembrado a lo largo del camino.

El que fue sembrado en pedregal, es el que oye la Palabra, y al punto la recibe con alegría; pero no tiene raíz en sí mismo, sino que es inconstante y, cuando se presenta una tribulación o persecución por causa de la Palabra, sucumba enseguida.

El que fue sembrado entre los abrojos, es el que oye la Palabra, pero las preocupaciones del mundo y la seducción de las riquezas ahogan la Palabra, y queda sin fruto.

Pero el que fue sembrado en tierra buena, es el que oye la Palabra y la comprende: éste sí que da fruto y produce, uno ciento, otro sesenta, otro treinta.»

(SENTADOS PAUSA)

OREMOS:

Padre en Jesús, queremos dar fruto y hacer crecer el espíritu que nos une, y ya que te has dignado aceptarnos para ir a la profundidad de nuestro corazón, permítenos implorar el auxilio con nuestra Señora del Rosario, La Santa virgen María que nunca te abandonó en los misterios de tu pasión.

Así animado por tu infinita bondad y por los continuos favores que otorgas a los que imploran delante de tu Imagen, misericordia y perdón, a ti acudo, oh Padre en Jesús, Jesús Nazareno, para ofrecerte mis humildes obsequios y presentarte las necesidades de mi pobre alma. Confieso que te he ofendido con grandes faltas, que he repetido sin cesar; pero ya arrepentido, las detesto deveras y propongo ayudado de nuestra gracia enmendarme en lo venidero. Movido, pues, de estos sentimientos, te ruego, ¡oh mi buen Padre en Jesús!, que, por los dolores de tu Pasión, atiendas las súplicas que te dirijo en este rosario tomando la mano de tu Santa Madre con quien ruego a ti, nuestro señor, concédeles el buen despacho si son de tu agrado y de provecho para mi alma. Amén

ROSARIO AL PADRE EN JESUS

JEFE DE TURNO: Padre Nuestro en el Hijo con tu Espíritu Santo. Quiero reconocer tu misericordia Señor

PRIMER MISTERIO: Entrada triunfante a Jerusalén

MEDITACIÓN

LECTOR: A pesar que lleva la fragilidad del hombre, está decidido a hacer la voluntad del Padre. Así, sabiendo la terrible muerte que le espera entra triunfante a Jerusalén porque está pero dispuesto a pagar como reo de muerte el precio por nuestra dignidad, El pueblo lo aclama diciéndole Bendito el que bien en nombre del Señor, con cantos, palmas, danzas y flores. Los mira con misericordia sabiendo que ha llegado la hora de salvar la Distancia con el Padre Nuestro

(PAUSA)

TODOS: Padre en Jesús, que al mirar mi pecado y dolor, reconozca tu misericordia para reconstruir, dignificar y llevar a la gloria de Dios a malhechores enfermos y dolientes

JT: Padre en Jesús te entregamos nuestra abundancia y las gracias que hemos recibido

R: Gracias por reconstruir mi debilidad así me pides que comparta en tu nombre con el pobre y el doliente

(PAUSA)

Padrenuestro 10 Avemarías y Gloria. (CANTO BREVE) (CANTO BREVE)

JEFE DE TURNO: Padre Nuestro en el Hijo con tu Espíritu Santo. Quiero reconocer tu misericordia Señor

SEGUNDO MISTERIO: La oración en el Huerto de los olivos

MEDITACIÓN

LECTOR:- La hora de la Pasión ha llegado. Jesús se dirige con sus discípulos al Huerto de los Olivos, y allí, de rodillas, ora y ofrece a su eterno Padre sus dolores. La vista de las afrentas y muerte próxima es tan horrible, que le hace desfallecer hasta sudar sangre. Sólo le anima el pensamiento de que cumple la voluntad de su Padre y que de su muerte de cruz dependía nuestra salvación.

TODOS: Haz, Padre en Jesús, que al mirar tu sudor, deteste mis pecados, pues son causa de tu pasión y muerte.

JT: Padre en Jesús te entregamos nuestros temores y preocupaciones

R: Anima nuestros pensamientos.

(PAUSA)

Padrenuestro 10 Avemarías y Gloria. (CANTO BREVE)

JEFE DE TURNO: Padre Nuestro en el Hijo con tu Espíritu Santo. Quiero reconocer tu misericordia Señor

TERCER MISTERIO: Jesús es llevado preso

MEDITACIÓN

LECTOR:- Judas llega con sus soldados a prender a Jesús. Este sale a su encuentro, y al recibir el beso del traidor discípulo, los judíos caen sobre Jesús, como lobos sobre un manso cordero. Preso, pues, con gruesos cordeles, Jesús es llevado, entre insultos y golpes, como un facineroso, a presencia del Sumo Sacerdote.

TODOS: Concédeme, Padre en Jesús, que yo sea manso y humilde como Tu, sufriendo los desprecios de mis prójimos.

JT: Padre en Jesús te entregamos nuestros desprecios

R: Quiero ser instrumento de tu paz

(PAUSA)

Padrenuestro 10 Avemarías y Gloria. (CANTO BREVE)

JEFE DE TURNO: Padre Nuestro en el Hijo con tu Espíritu Santo. Quiero reconocer tu misericordia Señor

CUARTO MISTERIO: Es declarado reo de muerte

MEDITACIÓN

– ¿Quién podrá declarar lo que Jesús padeció de parte de los judíos? Un vil criado del Pontífice le abofetea, y Caifás y los príncipes del pueblo le declaran reo de muerte. Los ministros del Sanedrín pasan la noche injuriándole y maltratándole ignominiosamente, algunos le escupen en el rostro y Herodes le desprecia por loco. Hasta Pedro, su fiel discípulo, se avergonzó de conocerle.

TODOS: Y ¿me quejaré yo de las penas que he merecido por mis pecados? Señor, quiero sufrir algo por tu amor.

JT: Padre en Jesús te entregamos a quien está lejos de nosotros.

R: Muéstrame el amor que te sostiene y bendícelos con tu presencia

(PAUSA)

Padrenuestro 10 Avemarías y Gloria. (CANTO BREVE)

JEFE DE TURNO: Padre Nuestro en el Hijo con tu Espíritu Santo. Quiero reconocer tu misericordia Señor

QUINTO MISTERIO: Jesús es azotado

MEDITACIÓN

LECTOR: – Los judíos piden a gritos la muerte de cruz para el Salvador. Pilatos, temiendo las amenazas del pueblo, cree que podrá aplacarle si mandan castigar a Jesús. Atado, pues, a una columna el divino Maestro es azotado tan bárbaramente por los sayones que su cuerpo es del todo desgarrado y cubierto de llagas y de sangre.

TODOS: Oh, Padre en Jesús, haz que yo ame la mortificación, que necesito para borrar mis pecados.

JT: Padre en Jesús te entregamos nuestros dolores y enfermedad

R: Si tú quieres sáname

(PAUSA)

Padrenuestro 10 Avemarías y Gloria. (CANTO BREVE)

JEFE DE TURNO: Padre Nuestro en el Hijo con tu Espíritu Santo. Quiero reconocer tu misericordia Señor

SEXTO MISTERIO: Jesús es coronado con espinas

MEDITACIÓN

LECTOR:- Como Jesús habla afirmado que era Rey, los soldados de Pilatos quisieron burlarse de su realeza. Para eso mandan sentar a Jesús; echan sobre sus desnudas espaldas un manto viejo de púrpura, clavan en su cabeza una corona de punzantes espinas, y en sus manos ponen una caña a modo de cetro. Unos de rodillas le encarnecen vilmente, otros le llenan de saliva, y, cogiéndole la caña, le golpean con ella la cabeza, hincándole más y más las espinas.

TODOS: Y ¿me quejaré yo de las penas que he merecido por mis pecados? Señor, quiero sufrir algo por tu amor.

JT: Padre en Jesús te entregamos el dolor de ofenderte y ofender a mi prójimo

R: Dame tu consejo para dominar mi egoísmo negándome a mí mismo

(PAUSA)

Padrenuestro 10 Avemarías y Gloria. (CANTO BREVE)

JEFE DE TURNO: Padre Nuestro en el Hijo con tu Espíritu Santo. Quiero reconocer tu misericordia Señor

SEPTIMO MISTERIO: Jesús es despreciado

MEDITACIÓN

LECTOR:.- Pilatos, al ver la figura lastimosa que presentaba Jesús después de la coronación de espinas, creyó que los judíos se conmoverían con sólo verle. Lo sacó en público y dijo: Ecce Homo: Ved aquí al hombre; yo no encuentro en Él causa de muerte. Pero los judíos, al ver a Jesús y oír las palabras de Pilatos, contestaron a gritos: “Crucifícale, crucifícale”.

TODOS: Oh, Padre en Jesús, al oír los desprecios y las blasfemias, protestaré en mi corazón diciendo “¡Viva Jesús!” “¡Bendito sea tu santo Nombre!”.

JT: Padre en Jesús te entregamos nuestras injusticias y desprecios

R: Dame tu justicia y misericordia para bendecir a mi hermano lo mismo que a mi enemigo

(PAUSA)

Padrenuestro 10 Avemarías y Gloria. (CANTO BREVE)

JEFE DE VIGILIA: Padre Nuestro en el Hijo con tu Espíritu Santo,.Quiero reconocer tu misericordia Señor

OCTAVO MISTERIO: Jesús recibe la cruz

MEDITACIÓN

LECTOR:.- Dada por Pilatos sentencia de muerte contra Jesús, los judíos se apresuraron a ponerla en ejecución. Visten de nuevo a Jesús con su túnica, cargan sobre sus hombros una pesada cruz, y le obligan a caminar así por las calles de Jerusalén. La turba corre tras de Jesús, ansiosa de llenarle de insultos. Iba el Salvador tan fatigado, que varias veces cayó en tierra, y temiendo los soldados que desfalleciese en el camino, obligaron al Cirineo a que le ayudara hasta el Calvario.

TODOS: Haz, Padre en Jesús, que Yo sea tu cirineo, llevando gustoso la cruz que me quieres enviar.

JT: Padre en Jesús te entregamos nuestra cruz

R: Dame tu amor para cargarla sin desfallecer

(PAUSA)

Padrenuestro 10 Avemarías y Gloria. (CANTO BREVE)

JEFE DE TURNO: Padre Nuestro en el Hijo con tu Espíritu Santo. Quiero reconocer tu misericordia Señor

NOVENO MISTERIO: Jesús es crucificado

MEDITACIÓN

LECTOR:.- Casi sin vida llegó Jesús al Calvario, y los crueles sayones al punto lo clavaron en la cruz con gruesos clavos. Entre gritos e insultos, lo levantaron después en alto, quedando Jesús en el más horrible suplicio. Al oír las injurias de sus enemigos, levantó el Salvador la voz y pidió para ellos el perdón y para nosotros la salvación

TODOS: No fueron los judíos, oh paciente Jesús mío, los que te crucificaron, sino mis pecados. Por eso diré de continuo: Jesús mío, misericordia.

JT: Padre en Jesús te entregamos a nuestros difuntos

R: No te olvides de ellos en tu reino

(PAUSA)

Padrenuestro 10 Avemarías y Gloria. (CANTO BREVE)

JEFE DE TURNO: Padre Nuestro en el Hijo con tu Espíritu Santo, Quiero reconocer tu misericordia Señor

DECIMO MISTERIO. Jesús está presente con nosotros

MEDITACIÓN

LECTOR:- Oh, mi amado Jesús ¡Qué bien representa esta tú Imagen de Padre en Jesús el Nazareno lo mucho que hiciste y sufriste por nosotros! Cautivo en el sagrario por cristianos que injurian y maltratan, nos das ejemplo de paciencia invencible. Eres el precio de nuestro rescate entregado por el Dios de los consuelos. En México, y especialmente en Coatlán del Río, eres Rey de amor. Rige y gobierna desde ese trono los corazones de tus esclavos liberados.

TODOS: ¡Oh, Padre en Jesús! Rige y gobierna los afectos de mi corazón, para que te sirva como a mi Dios y Señor. Amén.

JT: Padre en Jesús te entregamos todos los dones y bendiciones que nos has regalado

R: Quiero compartir mis bendiciones con mi prójimo para que se salve al amarte sobre todas las cosas.

(PAUSA)

Padrenuestro 10 Avemarías y Gloria. (CANTO BREVE)

JEFE DE TURNO: Padre Nuestro en el Hijo con tu Espíritu Santo. Quiero reconocer tu misericordia Señor

ORACION AL PADRE EN JESUS

¡Padre en Jesús, Divino Redentor nuestro!

Que aceptaste tu Pasión Sacrosanta, resucitando, para que resucitemos contigo desde nuestra cruz.

R.- Perdonanos Señor

Que perdonaste te juzgaran, cargaste la cruz de la redención, cayendo seguiste, compartiste dolor de amor con tu madre, aceptaste la caridad del cirineo, tu rostro ensangrentar, del suelo volviste a reconciliar, consolaste a dolientes, te alzaste nuevamente con Amor, entregaste todo vestido, abriste los brazos a la cruz, abrazaste la muerte, entregaste tu cuerpo a tu madre piadosa y en el sepulcro venciste a la muerte.

R.- Perdonanos Señor

A ti, Padre en Jesús, Espíritu Santo, providencia de Misericordia, Amor y Paz, cautivo por nosotros en la Sagrada Eucaristía, te pido me concedas

(PAUSA pida la gracia que se desea alcanzar)

Si conviene a tu mayor honra y gloria, al amor a mi prójimo y el bien y libertad de mi alma.

R.- Escuchanos Señor

Señor Jesús, en ti confío…

R.- Pero aumenta mi fe. Amén.

(Padre Nuestro, Ave María, Credo y Gloria, 3 veces)

ORACION FINAL:

Oh, dulce y amado Padre mío, Padre en Jesús Nazareno, Al considerar tu amor y la bondad con que me has acogido en este día, un grito de gratitud se escapa de mis labios y el recuerdo de tus misericordias embarga mi alma. Por ganar mi amor bajaste a la tierra y sufriste toda clase de penas y trabajos y muerte de cruz. Por mí también, llegando al colmo de todas las bondades, te quedaste en el Sacramento del altar, queriendo ser nuestro manjar, consuelo y perpetuo compañero. ¿Qué más? Por nuestro amor te presentas en esa Imagen, atado con duros cordeles y vestido con hábito de humildad y de paciencia. ¡Gracias, Señor, por todo!, y a fin de corresponder a tus favores, te pido la gracia de cumplir siempre tu ley, imitar tus virtudes y vivir y morir en tu amor. Amén.

JEFE DE TURNO: Padre Nuestro en el Hijo con tu Espíritu Santo. Quiero reconocer tu misericordia Señor

TODOS: Marchemos en paz En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo

Te puede interesar

Deja un comentario