Cómo hacer la Corona de Adviento para navidad

Hoy abrazaré a mis seres queridos.

Vela de gratitud 1er Domingo de Adviento

Vela de gratitud 1er Domingo de Adviento

  • ¡Demos Gracias a Dios!

Entrada

Se entona algún canto. Por ejemplo:

Vaso nuevo

Gracias quiero darte por amarme
gracias quiero darte yo a ti señor
hoy soy feliz porque te conocí
gracias por amarme a mi también

Yo quiero ser señor amado
como el barro en manos del alfarero
toma mi vida hazla de nuevo
yo quiero ser un vaso nuevo

Te conocí y te amé
te pedí perdón y me escuchaste
si te ofendí perdóname señor
pues te amo y nunca te olvidare

Yo quiero ser señor amado
como el barro en manos del alfarero
toma mi vida
hazla de nuevo
yo quiero ser un vaso nuevo

Saludo

Guía: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Acto de Contrición.

Guía: Reconozcamos ante Dios que somos pecadores.

Todos: Yo confieso ante Dios todopoderoso…

LITURGIA DE LA PALABRA.

Evangelio según San Mateo 24,37-44.

En aquél tiempo Jesús dijo a sus discípulos: Cuando venga el Hijo del hombre, sucederá como en tiempos de Noé.

En los días que precedieron al diluvio, la gente comía, bebía y se casaba, hasta que Noé entró en el arca; y no sospechaban nada, hasta que llegó el diluvio y los arrastró a todos. Lo mismo sucederá cuando venga el Hijo del hombre.

De dos hombres que estén en el campo, uno será llevado y el otro dejado.

De dos mujeres que estén moliendo, una será llevada y la otra dejada.

Estén prevenidos, porque ustedes no saben qué día vendrá su Señor.

Entiéndanlo bien: si el dueño de casa supiera a qué hora de la noche va a llegar el ladrón, velaría y no dejaría perforar las paredes de su casa.

Ustedes también estén preparados, porque el Hijo del hombre vendrá a la hora menos pensada.

Palabra del Señor.

(Breve pausa para meditar)

¿Cómo estar preparados para entrar al cielo? Tres palabras abren el cielo: “Por favor” y “Gracias”

Reflexión.

Guía: Vigilar significa estar atentos, aceptar al encuentro del Señor. Vigilemos nuestra consciencia que el Señor quiere entrar. Demos gracias a Dios por este año, por lo bueno y lo malo que podemos transformar en lección. Gracias por los bienes y por las carencias que nos muestran que la vida en el amor es lo que tiene sentido y rumbo en nuestra vida. Gracias por este día que podemos trasformar los efectos del pasado y darle el rumbo como Dios Manda. Gracias porque el Padre Nuestro viene a nosotros en su creación, con su hijo, con su Espíritu Santo para que vivamos en el cielo, en la plenitud del Amor.

ENCENDIDO DE LA VELA

Oración

Guía: Encendemos, Señor, esta luz, como aquel que enciende su lámpara para salir, en la noche, al encuentro del amigo que ya viene. En esta primer semana de Adviento queremos levantarnos para esperarte preparados, para recibirte con alegría y gratitud. Muchas sombras nos envuelven. Muchos halagos nos adormecen.

Desde hoy, y en esta semana queremos ser agradecidos contigo Señor reconociendo las expresiones de amor que nos ha dado: cuerpo, mente, emociones, personas, imaginación, sueños y al espíritu para comunicarte con nosotros y gobernar nuestra vida con la guía del Amor de Dios, su Espíritu Santo

Queremos estar despiertos y vigilantes, porque tú traes la luz más clara, la paz más profunda y la alegría más verdadera. ¡Ven, Señor Jesús!. ¡Ven, Señor Jesús!

Guia: Unidos en una sola voz digamos: Padre Nuestro…

PADRE NUESTRO

Guia:  Sin ti Madre mía no conoceríamos a Jesús, el camino la verdad y la vida que viene del Amor:

AVE MARÍA

CONCLUSION

Guía: Gracias por estar con nosotros Señor, haz resplandecer tu rostro sobre nosotros.

Todos: Y seremos salvos. Amén.

Mira a la persona que está a tu lado y agradecerle su presencia, sus favores, su sonrisa, su lucha su vida…etc

Guía: “Dios Padre, gracias por darnos una familia. Te pedimos que, ahora que comienza el adviento, en nuestra familia podamos agradecer y demostrarnos el amor que nos tenemos y vivamos cada día más unidos. Te pedimos llenar nuestro hogar de tu amor divino. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor. Amén.”

“Querida Madre, se te ha encomendado la misión de estar siempre despierta para atender a todas nuestras necesidades, particularmente cuando el peso de las responsabilidades nos agobian. Gracias por tu presencia, Camina junto a nosotros en este Adviento. Amén”.

Propósito

Hoy juntaré una parte de mi despensa, ropa, medicinas vigentes, artículos de la casa, juguetes y adornos para agradecer lo que tenemos y compartir con quien lo necesita.

Para cantar: «Ven, Ven, Señor, no tardes»

Ven, ven Señor no tardes;
Ven, ven Señor que te esperamos:
Ven, ven Señor no tardes;
Ven pronto Señor.

El mundo muere de frío,
el alma perdió el calor;
los hombres no son hermanos,
el mundo no tiene amor.

Envuelto en sombría noche,
el mundo sin paz no ve,
buscando va una esperanza,
buscando, Señor, tu fe.

Al mundo le falta vida,
al mundo le falta luz,
al mundo le falta el cielo,
al mundo le faltas Tú.

Guía: Gracias por estar con nosotros Señor, haz resplandecer tu rostro sobre nosotros.

Todos: Y seremos salvos. Amén.