Rosario de reconciliación para cada día de la semana

Primer Misterio:

La triunfante Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo (Mt 28, 1-8)

“Pasado el día de reposo, al amanecer del primer día de la semana, María Magdalena y la otra María vinieron a ver el sepulcro. Y se produjo un gran terremoto, porque un ángel del Señor descendiendo del cielo, y acercándose, removió la piedra y se sentó sobre ella. Su aspecto era como un relámpago, y su vestidura blanca como la nieve; y de miedo a él los guardias temblaron y se quedaron como muertos. Hablando el ángel, dijo a las mujeres: «Ustedes, no teman; porque yo sé que buscan a Jesús, el que fue crucificado. No está aquí, porque ha resucitado, tal como El dijo. Vengan, vean el lugar donde estaba puesto. Vayan pronto, y digan a Sus discípulos que El ha resucitado de entre los muertos; y El va delante de ustedes a Galilea; allí Lo verán. Miren, se los he dicho”. Y ellas, alejándose a toda prisa del sepulcro con temor y gran gozo, corrieron a dar las noticias a los discípulos.

Ofrecemos este primer misterio, por aquellas familias que se miran sepultadas por las penas, los señalamientos, las ambiciones, la vanidad, la ira, la ambición, el egoísmo, la infidelidad, los maltratos y temores. para que descubran que nunca han perdido el Amor en sus corazones pues el Amor es la vida que viene del Espíritu Santo. El Amor es el Espíritu que alienta si alma en esta tierra.

Señor queremos resucitar contigo, queremos que tu Espíritu de Amor mueva las piedras, maleza, tizne, orgullo, temor, adicción y cualquier clase de obstáculo que nos esclavice en el sepulcro que hemos habitado y nos ha separado de extender tu Amor inmortal, eterno y presente.

Medita 5 minutos sobre: “ha resucitado, tal como El dijo» y sobre todas las bendiciones que el Señor nos entrega en este día.

Queremos tomarnos de la mano de Cristo.

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.