Rosario de reconciliación para cada día de la semana

Quinto Misterio:

La Virgen María y San José encuentran al Niño Jesús en el templo, después de haberlo perdido (Lc 2, 41-52)

“Sus padres iban todos los años a Jerusalén a la fiesta de la Pascua. (…) Subieron ellos como de costumbre a la fiesta y, al volverse, pasados los días, el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin saberlo sus padres(…).Se volvieron a Jerusalén en su busca(…). Al cabo de tres días, le encontraron en el templo sentado en medio de los maestros, escuchándoles y preguntándoles; todos los que le oían, estaban estupefactos por su inteligencia y sus respuestas.”

Te ofrecemos este quinto misterio por las parejas y familias confundidas, perseguidas y combatidas. Especialmente te pedimos nos ayudes a hablar de quien es nuestra pareja, demostrando devoción y amor, pues somos una expresión encarnada del Amor de Dios.

Te pedimos ser pareja que siente, apoya y admira los logros de uno, que también son del otro. Ayúdanos a ser pareja que se comparte plenamente desde el alma, mejor que amigos pues son espíritus compañeros de vida, del camino con intimidad, al encuentros de verdad. Queremos encarnar el camino, la verdad y la vida de Cristo en nuestra profundidad para compartir el cielo del Amor.

Meditemos 5 minutos sobre “todos los que le oían, estaban estupefactos por su inteligencia y sus respuestas.” y para pedir por el descanso eterno de las ánimas del purgatorio para que luzca en ellos la luz perpetua y descansen en Paz.

Guía:  Señor queremos encarnar tu Amor 

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.