Rosario de reconciliación para cada día de la semana

Primer Misterio:

La Anunciación (Lucas 1, 30-32, 38)

“El ángel le dijo: No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios, vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. El será grande y será llamado Hijo del Altísimo (…). Dijo María: He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tú palabra.”

Ofrecemos este primer misterio, para pedirte por las parejas unidas en el sacramento del matrimonio, a fin de que se confíen el uno en el otro, como Cristo lo hace, negándome a mi mismo, para dar a nuestra relación vida y plenitud, camino y vida con el Espíritu del Amor que nos unió en matrimonio.

Medita 5 minutos sobre: “Dijo María: He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tú palabra.” y sobre todas las bendiciones que el Señor nos entrega en este día.

Queremos tomarnos de la mano de Cristo.

Luego se reza un Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria.